🌎 Actualidad

10 razas de perros extintas

El perro es el mejor amigo del hombre, y aunque lleva muchos años siendo parte de la convivencia con humanos, algunos de ellos ya se extinguieron por diferentes razones. En 2014, la Federación Cinológica Internacional, organismo mundial canino, estimó que había alrededor de 343 razas distintas, aunque es posible que hayan más. Estas son algunas de las que ya no existen.

1. Kuri

Este perro de origen polinesio, introducido en Nueva Zelanda por los maoríes durante la época de migraciones, en algún momento entre el s. IX y XIV. Estos se comían su carne, pues era considerada un manjar, y sus dientes eran usados como pendientes. Era utilizado en rituales maoríes para invocar el poder del dios de la guerra Tu, a través de sacrificios.

2. Talbot


Fue un perro de caza del  color blanco, original de Normandía, que fue usado y criado en Gran Bretaña. Al parecer, tenía un olfato bastante fino, y su estatura era tal que se decía que era capaz de tumbar a un ciervo macho en pleno invierno, aunque evidentemente no hay pruebas de esto.

Guillermo el Conquistador lo introdujo en Gran Bretaña en el siglo XI, aunque se extinguió debido a su carencia de propósito y a la necesidad de cuidados constantes. Es el antepasado más directo de los actuales beagle y bloodhound.

3. Molossus

Esta antigua raza de perro extinta es considerada comúnmente como el ancestro (en rivalidad con el Alano) de los perros de tipo mastín actuales y de muchas otras razas modernas.

Aristóteles los menciona en su texto de zoología, Historia de los animales, escrito alrededor del 343 a.C., alabando su valentía y superioridad física. La raza molossus fue sin duda un gran perro, muy similar al mastín que conocemos hoy.

4. Perro de pelea cordobés

Se originó en Córdoba, Argentina, en el siglo pasado. Era un animal preparado para el combate por su valor y resistencia. Sin embargo, carecían de olfato y velocidad, sin contar con que su ferocidad hacia sus congéneres los hacía inútiles para la caza.

La raza era tan agresiva hacia otros perros, que los machos y las hembras preferían pelear entre ellos que aparearse. Esto, sumado a la cantidad de ejemplares que morían en las peleas de canes, llevó a su extinción.

5. Poi Hawaiano

Los hawaianos criaban a estos perros principalmente porque eran considerados protectores espirituales del hogar, en especial de los niños. Empero, durante los tiempos difíciles fueron consumidos como alimento y la manera para hacerlos engordar era dándoles de comer poi, una comida de origen hawaiano. pero el término “Perro Poi” se sigue usando en Hawai para referirse a los perros callejeros.

6. Paisley Terrier

Es una raza extinta de perro tipo terrier de Gran Bretaña. Esta raza fue criado principalmente como mascota y fue el progenitor del actual Yorkshire Terrier. La raza fue llamada Paisley terrier, ya que la mayoría de los perros salieron del condado de Paisley,

7. Braco de Puy

Este perro es procedente de Poitou, una provincia antigua de Francia, que vivió en el siglo XIX. Se presume que dos hermanos de apellido Puy cruzaron sus bracos franceses con los Sloughi traídos desde África por soldados franceses. Existen datos que hasta hace poco tiempo había un ejemplar hembra en las Islas Canarias (España), pero que murió por falta de perros machos.

8. Perro de aguas de San Juan

Fue una raza canina natural de la península del Labrador, Canadá. Se conoce poco de las razas que lo originaron, aunque debió ser una mezcla aleatoria de antiguos perros de trabajo irlandeses, ingleses y portugueses. El número de ejemplares comenzó a declinar en el cambio del siglo XIX al XX. A principios de la década de 1980, la raza terminó por extinguirse.

9. Bullenbeisser

También conocido como bulldog alemán, eran perros de tipo moloso de pelaje corto y atigrado, muy musculosos y con grandes mandíbulas, que lo convertían en un buen compañero de caza. Se considera la predecesora de grandes razas caninas y se conocen bajo el nombre de Generación Bullenbeisser.

10. Paul Terrier Azul


Se trata de una raza bastante similar al Bullterrier actual, pero de color azul oscuro. Nadie sabe realmente de donde provenían originariamente; lo único que se sabe es que un marinero escocés llamado John Paul Jones, desembarcó a varios ejemplares en el pueblo de Kirkcudbright en 1770. Estos perros fueron adoptados por los gitanos de unos de los distritos, quienes desgraciadamente los utilizaban como perros de pelea.

Fuente