Uncategorized

12 camellos descalificados por utilizar botox

La obsesión por el cuerpo y la estética de los humanos también se ha visto trasladada hacia los animales. La última ha sido la utilización de prácticas estéticas que atentan contra el bienestar de los camellos en Oriente Medio.  El King Abdulaziz Camel Festival es un concurso de belleza para camélidos que se celebra en Arabia Saudí. Esta semana han descalificado a doce de estos animales por haber sido inyectados con bótox en sus rostros.

Los dueños de los camellos les habían inyectado la toxina botulínica en los labios, los ojos y los pómulos, para que pareciera que tenían una cabeza más grande. Pero, ¿por qué han hecho algo así? Para entender tales comportamientos es necesario explicar que el propietario del camello ganador recibe nada menos que cincuenta millones de dólares como premio.

Los organizadores del concurso exigen que la belleza de los animales sea completamente natural. Por lo que no está permitido que se les tiña el pelo ni se les someta a ningún otro tipo de arreglo artificial. Y desde hace varios años han detectado que cada vez son más los propietarios que recurren a la cirugía estética para mejorar el aspecto de sus animales.

A través de su página web, Reuters indicó que aparte del concurso de belleza, los asistentes al Festival pueden disfrutar de carreras de camellos y degustación de leche de estos animales. De igual manera, hay un planetario en el que se puede ver cómo, en épocas antiguas, los árabes se guiaban con las estrellas para andar en camello por el desierto.

El juez principal del evento, Fawzan al-Madi, aseguró a esa agencia de noticias que “el camello es un símbolo de Arabia Saudita” y ahora, en lugar de “preservarlo por necesidad”, lo conservan como “un pasatiempo”.

Al-Madi agregó que el objetivo de este festival, que se realiza cada año durante 28 días, es que se convierta en “un foro global y pionero” para que las personas vayan “en busca de entretenimiento, conocimiento y competencia”.