🐶Perros 📆 Noticias

8 animales que murieron en las películas y nos hicieron llorar

La mayoría de personas han tenido películas que les llega al corazón, no es fácil ver morir a tu personaje favorito y hacer como si nada. Hay escenas que te rompen el corazón y es inevitable llorar. Hay muertes de películas de animales que sin duda no logras superar. Aquí hay algunas de ellas.

8. Charlie – All Dogs Go to Heaven

Sin duda la muerte de Charlie, te arruga el corazón, y en general toda la película cuando expone lo difícil de pasar un duelo.

7. Sam – I am Legend 

Personalmente, pensaba una y otra vez, que “no le pase nada al perrito”, pero la muerte de Sam, una pastor alemán que siempre está al lado de Neville, su humano, es la peor parte. Esta perrita lo protege y lo despierta cuando tiene pesadillas. En la película Sam es una sobrevivientes al virus K que invade Nueva York y la única compañía de su humano, muere por defender a Neville de una manada de perros infectados.

6. Aslan – The Chronicles of Narnia

Aslan es una de las figuras más importantes de la saga. Sacrifica su vida para salvar Narnia.

5. Hedwig- Harry Potter

En Harry Potter, su lechuza mágica, Hedwig, fue gran amiga y murió en la batalla de Little Whinging. Una escena impactante.

4. Artax – The Never Ending Story

Esta es una de las películas que marcó la niñez de muchos, la mayoría la recordarán por la escena en que muere el caballo Artax, al hundirse en el Pantano de la Tristeza. Si cuando eras niño te sacó una lágrima, espera a verla de nuevo.

3. Mufasa – The Lion King

Si hay una película que te haya puesto llorar y deprimido por un buen tiempo es esta, El Rey León, ver como Simba pierde a su padre es sin duda una de las escenas mas tristes del cine animado.

2. Marley – Marley and Me

En definitiva es un filme que te enamora del personaje (Marley) y cuando es el centro de todo muere, lo más trágico es que es de la forma mas cotidiana, por eutanasia.

1. Hachiko – A Dog’s Tale

 

Hachikō es una que ha sacado má de una lárima. Está basada en una historia de la vida real que muestra la vida de un perro japonés de raza akita, que se convirtió en símbolo de fidelidad, al mostrar total lealtad a su humano. Un día el profesor sufrió un derrame cerebral mientras trabajaba y no se pudo encontrar con Hachiko, desde entonces permaneció su vida esperándolo.

Fuente