🌎 Actualidad

Ataron A Esta Perrita A Un Tubo Y Sobrevivió Comiendo Rocas, Luego La Rescataron Y Ahora Vive La Buena Vida

Puede que Tusk viva una vida feliz y plena, pero su dueña, Amanda Forth, sabe que no siempre fue así. Esta perrita fue adoptada por Forth durante un evento de adopción organizado por su refugio.

INSTAGRAM/TUSKTHEDOG
INSTAGRAM/TUSKTHEDOG

“No estaba buscando un perro, pero en mi camino hacia el mercado de granjeros en Santa Mónica, me detuve a ver los perritos en el refugio de rescatados y me enamoré a primera vista”, declaró Forth. “No pude dejarla ir, era una dulzura”.

Puede que pienses que la apariencia de Tusk es un poco inusual. Su lengua cuelga constantemente porque solo le queda un diente en su hocico. Ese diente es un recordatorio de la vida que una vez le tocó vivir.

INSTAGRAM/TUSKTHEDOG
INSTAGRAM/TUSKTHEDOG

Hace varios años, Tusk fue hallada atada a un poste en Los Ángeles. Estaba muy desnutrida y tan hambrienta que tuvo que comer rocas del suelo, lo que causó que perdiera sus dientes. Afortunadamente, los voluntarios de la organización de rescate animal Much Love Animal Rescue encontraron a la perrita y sabían que no podían dejarla a su suerte. T

usk fue llevada al refugio para recuperar su salud. Además de perder sus dientes, Tusk también presentaba una severa infección en el útero y tuvo que ser sometida a cirugía. La cachorra se recuperó rápidamente y fue ofrecida para adopción; el resto es historia.

INSTAGRAM/TUSKTHEDOG
INSTAGRAM/TUSKTHEDOG

Eso ocurrió hace 11 años y Forth ha dicho que Tusk creció para convertirse en la mascota perfecta.

“Es calmada, tiene buen temperamento y le encanta acurrucarse, pero también es muy independiente”, declaró Forth. “Casi no hace ruido y ladra una o dos veces al mes”.

Forth admite que Tusk es única por una característica muy especial: su amor por la comida.

INSTAGRAM/TUSKTHEDOG
INSTAGRAM/TUSKTHEDOG

“Tusk ama comer”, confiesa Forth. “Aunque pesaba menos de 3 kilos, de cachorra hubiera comido lo que un perro de 40 kilos necesita para vivir, si hubiera podido”.

A pesar de tener un solo diente, Tusk disfruta todos los bocadillos que consigue.

INSTAGRAM/TUSKTHEDOG
INSTAGRAM/TUSKTHEDOG

“Le encanta mordisquear zanahorias”, dijo Forth. “Puede cargar una zanahoria gigante con su boca y una vez que encuentre un lugar donde nadie la moleste, es capaz de quedarse una hora mordisqueando su zanahoria”.

 

Fuente