🐶Perros 🐷Adorable 📆 Noticias

Cachorrita Pitbull Parecía Estatua Por Una Enfermedad Hasta Que Conoció A Un Ángel

Hay historias que nos hacen creer que el amor y la fuerza de voluntad pueden contra todo pronóstico. Bunny es una hermosa cachorro de pitbull que fue diagnosticada con tétanos, por lo que parecía una estatua al no mover ninguna parte de su cuerpo. Tristemente, su primera dueña decidió abandonarla en el veterinario, por fortuna apareció un ángel en su vida.

Su antigua dueña renunció a ella porque no iba a ser capaz de pagar su tratamiento, pero lo que los médicos en lugar de sacrificarla buscaron a una persona que estuviera dispuesta a darle un hogar temporal para reiniciar su tratamiento.

La abandonaron porque padecía tétanos y su adoptante la rehabilitó

La cachorrita estaba completamente paralizada por la enfermedad. No podía mover ninguna parte de su cuerpo, tan solo su hocico y sus ojos, por lo que requería de atención especializada y demasiadas horas de rehabilitación, esto significa que la persona encargada de cuidarla debería dedicarle mucho tiempo.


Fue entonces cuando la amante de los perros Ali Thompson la conoció y se enamoró de inmediato. Ella decidió hacer todo lo posible para ayudarla a superar la enfermedad. La mujer la llevó a casa y junto a su esposo iniciaron una dura tarea que pronto daría sus frutos.

La rehabilitación para que volviera a moverse incluía alimentarla a base de papillas con jeringas, cambiarle los medicamentos intravenosos, darle baños calentitos y sacarla cargando a disfrutar del pasto. Lo mejor comenzó cuando un día ali se acercó a Bunny para acariciarla un poco y ella, después de no poder moverse ni un poco, comenzó a menear su cola en señal de felicidad por la cercanía de su nueva mamá humana.

Después del conmovedor gesto, lo demás fueron avances, de a poco Bunny comenzó a mover la cabeza y el cuello y pronto dejó de parecerse más a un cachorro real que a una estatua. De a poco sus músculos se fueron fortaleciendo y el gran día llegó.

Un día cuando Ali llegó del trabajo, su esposo sacó a la cachorra al jardín y ella se paró en sus cuatro patas y fue corriendo hacia ella, por lo que no pudieron contener las lágrimas de emoción, después de pasar por tantos momentos no podían darle solo un hogar temporal y decidieron quedarse con ella para siempre.