🐶Perros 📆 Noticias

Conductor de bus hace una parada todos los días para dar de comer a un perro

El conductor de un bus en Sao Paulo no pudo resistir ver a una perrita sin comer, así que lleva cinco años realizando la misma parada solo para darle de comer a la peludita. La historia se puede presenciar en el puesto de combustibles de Santos, litoral paulista alrededor de 5:50 am.

Ver video 👇

Las imágenes obtenidas por la estación de buses del G1 muestran el momento en que la perra llamada Neguinha ‘espera amigo conductor, luego va y recibe algo de alimentos, todos los días, frente a una estación de servicio Avenida Pinheiro Machado, en el barrio de Vila Mathias.

Al parecer, el conductor que antes trabajaba en esa estación de buses daba de comer al perro, pero un día dejó de trabajar en el lugar, fue entonces cuando el conductor decidió continuar con la acción.

“Cuando el funcionario del puesto dejó de trabajar allí, me di cuenta de que ella lo seguía esperando, así que decidí seguir guardándole comida. Me parece una situación sensacional, este perro es muy inteligente. Ella me espera todos los días a la misma hora”, dijo el conductor.

“De acuerdo con Silva, ‘Neguinha’ fue adoptada por los funcionarios del puesto de combustibles y se convirtió en una mascota para mucha gente que pasa por la región. El animal recibe comida, agua y tiene una casita ubicada en el lugar, además de ser llevada al veterinario y al petshop para bañarse. El conductor todavía cuenta que a finales de 2018 recibió un regalo de los funcionarios.

“A finales del año pasado le dieron una taza con la foto de la neguinha. “Me emocionó, los perros son seres especiales y muy bondadosos”.

“Neguinha” fue adoptada por los funcionarios del puesto de combustibles en Santos, SP – Fotos: Gustavo Garcez / G1

Según la gerente del puesto, Evelyn Ramos, de 39 años, ‘Neguinha’ apareció en 2010, cuando huyó de la casa del dueño. Las personas que pasaban y los empleados empezaron a alimentarla y decidió vivir en el lugar. Evelyn cuenta, también, que ya intentó llevarla a casa, así como otras personas, pero el animal no se adaptó y siempre regresó al puesto de combustibles.

La casa donde duerme la perrita se queda en puesto de combustibles en Santos

“No sabemos exactamente cuántos años tiene, pero sabemos que es un perro diferenciado, dueño de una inteligencia fuera de lo normal. Es gracioso cómo ese espacio le dio una sensación de vivienda. Ningún otro lugar hizo lo mismo “, explica.