🌎 Actualidad

Confirman pena para el asesino de Chocolate

Todos recordaran un caso que sacudió al mundo y más a quienes amamos a los animales. Se trata de Chocolate, un perrito sin hogar, de tan solo tres meses, que fue despellejado vivo y que murió a causa de las terribles heridas que recibió.

Luego de intensos esfuerzos por activistas y de las movilizaciones en varias ciudades para reclamar justicia y acciones contra el maltrato animal, se conoció al culpable y hoy se dio a conocer al mundo su sentencia.

Manifestación, para pedir justicia

El hombre identificado como Germán Gómez, peluquero de San Francisco, fue sentenciado a un año de prisión por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba.

Gómez, siempre se declaró inocente. Tras permanecer dos semanas detenido, el peluquero recuperó su libertad pero siguió vinculado a la investigación y hasta que llegó el juicio imputado por Chocolate que se transformó en símbolo de la lucha contra el maltrato animal y por el que hoy deberá pagar un año de prisión.

Germán Gómez, el acusado de despellejar a Chocolate (izq), junto a su abogado.
Germán Gómez, acusado de despellejar a Chocolate

Recordando a Chocolate

Chocolate era un cachorrito que vivía en una casa abandonada, en el barrio La Milka de la ciudad de San Francisco (al este de la capital provincial); fue encontrado junto a su mamá, por lo que fue adoptada por una familia; estaba embarazada y tuvo muchos cachorros por lo que no pudieron quedárselos. Los perros vivían en una casa abandonada y ellos todos los días les daban de comer.

Detalles brindados por fuentes judiciales señalaron que el autor del hecho saltó una pared, al patio vecino, para atacar al cachorro porque le molestaban sus ladridos.

Las autoridades policiales le encontraron una navaja, una bordeadora y medicamentos psiquiátricos en el allanamiento en el domicilio del peluquero detenido.

Roberto Ferrero, el veterinario que atendió a Chocolate hasta su muerte el 10 de enero, sostuvo ante el tribunal que “al animal le quitaron el cuero con un corte que le ocasionó la pérdida de una oreja y que afectó gran parte de la base craneana y se extendió sobre el lateral izquierdo del cuerpo”. El perro murió, después de 8 días de intensa agonía.

El juicio empezó ayer. Para hoy se aguarda que se sumen algunos testigos más y que se planteen los alegatos y luego la sentencia.