Noticias

Conmovedora Historia, Perrito Es Lanzado Desde 30 Metros De Altura

Ver video 👇

De vez en cuando nos encontramos con noticias que cuentan horribles historias de maltrato animal. En estos casos no podemos evitar preguntarnos, ¿cómo pueden existir personas tan crueles en el mundo? Gente capaz de hacer daño a un animal indefenso, por diversión o quizás aburrimiento.

Afortunadamente, existen personas cuyo amor desinteresado y bondad permiten hacer un equilibrio. Estos seres se dedican a la defensa y rescate de aquellos quienes no tienen voz ni pueden defenderse. El grupo proteccionista Hope for Paws se encuentra en estos últimos, ayudando a animales abusados.

La organización recibió un llamado sobre un pequeño cachorrito quien había sido maltratado y lanzado al canal de un río, en la ciudad de Los Ángeles, California. Cuando llegaron al lugar, se encontraron con una escena realmente dolorosa y aterradora.

El pequeño perrito, a quien decidieron llamar Jordan, había sido lanzado desde 30 metros de altura, habían cortado una de sus patas traseras, presentaba un grave caso de desnutrición, sarna e infecciones bacterianas. Sin embargo, el fuerte cachorro había sobrevivido y se encontraba aferrado a una bolsa plástica.

Los rescatistas se sintieron grandemente conmovidos por la escena, y luego de hablarle y acariciarlo, lo subieron a una cesta para sacarlo del canal. Posteriormente, fue llevado a un hospital veterinario donde comenzaron a tratarle de inmediato.

Recibió transfusiones de sangre, baños tibios y varios medicamentos para tratar su condición. Al cuarto día de tratamiento se encontraba lo suficientemente fuerte para ser operado de su patita trasera, con el fin de cerrar la herida que le causaron al cortarla.

Fue llevado a un hogar temporal, donde Jordan recibió todos los cuidados y amor posibles de su madre adoptiva y sus hermanos perrunos Frakie y Lola, quienes desde el primer momento se compadecieron de él y estuvieron a su lado, brindándole atención y cariño.

notitle

Finalmente, luego de dos semanas Jordan fue llevado nuevamente al centro veterinario donde quitaron sus puntos, y hasta le dieron un pequeño regalo. Como celebración y homenaje por su coraje y valentía hicieron un delicioso pastel para el agradecido perrito, quien lo disfrutó con alegría.

Luego de un tiempo de terapia física y mucho amor, Jordan se recuperó por completo, siendo capaz de correr y jugar con sus hermanos, sin ninguna dificultad, a pesar de haber perdido una pata. Incluso intentó convencer a su hermano Frankie de disfrutar de un baño en la piscina familiar.

Sin duda, estas historias con un final feliz, nos alegran la vida y nos hacen sonreír. Te invitamos a visitar nuestras redes sociales para conocer más noticias de este tipo, en las que nuestros adorables amigos animales tienen el lugar protagónico gracias a sus increíbles historias.