Consejos básicos para la llegada de un perro a casa


Si pronto vas a aumentar la familia con un nuevo miembro, un perro, no te vendrá mal seguir estos consejos básicos para tenerlo todo preparado ante su llegada. Y si quieres ampliar la información te recomiendo echarle un vistazo a la página de criadores profesionales del Portal del Criador, tienen varios consejos que te ayudará a tenerlo todo preparado cuando el nuevo cachorrito llegue a casa, así como consejos y recomendaciones para cuidar su higiene y nutrición.

cachorro

@hercules_amstaff

Antes de nada debes tener claro que los primeros días del cachorro van a ser muy duros para él. Pasa de haber estado 24 horas bajo la protección y calor de su madre y hermanos a, de repente, verse solo, con personas extrañas y con un entorno en el que desconoce muchas cosas y percibe olores nuevos y muy diferentes, ¡y ninguno de su madre y hermanos!

Para hacerle su llegada lo más fácil posible te invito a seguir estos consejos:

Accesorios: No dejes todo a última hora. Para cuando tu cachorro llegue a casa, debes tener preparadas varias zonas en casa: La zona de comer en la que necesitará un cuenco para el agua (siempre debe tener agua limpia y fresca) y un cuenco para comer. Puedes poner hasta un salvamanteles para evitar manchar el suelo. Se recomienda poner esta zona en un lugar en el que no haya mucho trasiego de gente, y tu perro pueda comer tranquilo. Si está estresado, aprenderá a comer rápidamente, como si se le fuera la vida en ello.

La zona de dormir. Necesitarás una cama confortable. Si puede ser cubierta mejor que mejor, porque los cachorros buscan una guarida para sentirse seguros. Si no encuentras una cama – guarida, consigue una caja de cartón donde puedas colocar la cama dentro.

La zona del baño. Piensa que tu cachorro a los 2 meses es un bebé que no puede controlar el pipí y la caca, por lo que cada pocas horas hará sus cositas donde le pille. Es imprescindible un empapador o una zona con periódicos donde tu cachorro pueda hacer sus cositas.

Juguetes. Son indispensables en la vida de un perro, sobretodo, cuando son cachorros. Es cuando más juguetones están y cuando más molestias dentales tienen, por lo que, tener juguetes que puedan morder es básico.

Paseo. El primer día que llegue a casa ya debes ponerle un collar de nylon. Esto es crucial para que se vaya acostumbrando desde pequeño, porque si esperas, te resultará más complicado. Alimentación: Entérate de lo que tu cachorro comía con el anterior dueño o pídele que te dé un poco de la comida que le daba. Esto es importante para evitar que el cachorro tenga irritación gastrointestinal. El cambio de comida debe hacerse de forma gradual, mezclando la comida anterior con la nueva que tiene que tomar. Aquí la elección de la comida es importante: jamás alimentes a tu perro con sobras o comida casera. Tampoco lo alimentes con pienso de mala calidad. Si quieres que tu perro crezca sano y fuerte, apuesta por comida deshidratada o pienso con ingredientes naturales, sin cereales y libre de conservantes y colorantes.

Un punto importante a tener en cuenta es que los cachorros de hasta 6 meses comen tres veces al día, mientras que a partir de los 6 meses cambian a dos veces al día.

Educación: Desde el primer día que tu cachorro llegue a casa ya se puede educar. Toda la familia debéis crear consenso en unas normas básicas: dónde puede entrar y dónde no, no permitirle hacer ciertas cosas (subir a camas, sofás, etc.), fijar horarios de comida, de paseo, etc. Y tener claro que la educación de un perro siempre debe ser en positivo, así que nada de gritos y mucho menos de violencia física. Un perro educado con refuerzos positivos, premiando las conductas que queremos que aprenda, y simplemente regañando con un NO o un SHH las que no queremos que haga es suficiente para que tu cachorro crezca siendo un perro educado.

Higiene: Una de las primeras cosas que un propietario quiere hacer es bañar a su cachorro. El cachorro se puede bañar a partir de los 45 días, sin embargo, debe bañarse con un champú específico para cachorros, ya que su Ph es muy delicado. Un perro que vive dentro de una casa debe bañarse una vez al mes o como mucho, cada 15 días. Abusar del baño es perjudicar su piel. Hay otras alternativas para la higiene: toallitas, jabón en seco, etc. Y nunca debes olvidar la limpieza de oídos, de los ojos o su corte de uñas, así como el cepillado diario.

Cuidados médicos: Una de las primeras cosas que debes hacer es llevarlo al veterinario para una primera revisión. Puedes llevarlo al segundo o tercer día que esté contigo, de forma, que podrás responder a las preguntas del veterinario con mayor rigor. Él te explicará su estado, el calendario de vacunas y qué indicaciones seguir para su cuidado.

Si leyendo este artículo te han entrado más ganas aún de tener un lindo cachorrito contigo, te recomiendo o bien acudir a un refugio a por él o comprar perros por Internet en páginas de confianza a criadores profesionales. Nunca lo hagas en tiendas donde los tienen expuestos en vitrinas por favor.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA
 

Fuente: este post proviene de este blog , donde puedes consultar el contenido original.

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW

React with gif



OR


Note: Your password will be generated automatically and sent to your email address.

Forgot Your Password?

Enter your email address and we'll send you a link you can use to pick a new password.

Ingresar

reset password

Back to
Ingresar

Choose post type

News Image Video
Howdy,