🐶Perros 📆 Noticias

“Deshazte del perro o vete”: un anciano discapacitado recibe un ultimátum de su casa de retiro

A veces parece que no hay límites para el mal de la gente. No podríamos pensar lo contrario al leer episodios en los que hombres y mujeres son “feroces” contra sus semejantes, indefensos y débiles, con solicitudes y pretensiones simplemente absurdas, sin tener en cuenta el daño y los problemas que pueden causar.

Eso es lo que le sucedió a Willie, un hombre de 73 años con discapacidad, que vive con su dulce cachorro Diamond. Para él, su amigo de cuatro patas es mucho más que un compañero: el animal lo apoya y lo ayuda a lidiar con todas las dificultades de no poder caminar. Un día, en su silla de ruedas eléctrica, Willie encontró un mensaje que nadie querría leer: palabras amenazantes, agresivas y completamente irrespetuosas.

“¡Deshazte de tu perro o vete!”: Esta fue la nota que encontró en su scooter para discapacitados, firmada por la compañía que administra la residencia donde vive. El mensaje especificaba que si no lo hacía, Willie sería desalojado en 10 días. Cualquier persona ante este ultimátum caería en la desesperación. La sola idea de no ser tolerados por las personas que nos rodean, sin haber hecho nada malo, es devastadora.

Obviamente Willie no tenía intención de renunciar a su perro y, según lo que decía la amenazante nota, esto era por el hecho de que a veces Diamond caminaba sin correa. Sin saber qué hacer y encontrarse en una mala situación, Willie decidió divulgar su historia y contarle al mundo lo importante que es su perro para él.

“Es todo lo que tengo”, dijo con emoción, consciente de que no podía perder ni a Diamond ni su estadía. Willie se arriesgaría seriamente a convertirse en un anciano sin hogar, debido a las quejas de algunos vecinos. La historia del anciano discapacitados tuvo un gran impacto en los Estados Unidos y más allá. En poco tiempo muchas personas apoyaron su causa contra las personas que querían desalojarlo.

El hombre fue apoyado por la empresa que administra estos hogares para ancianos y gracias a dos abogados que lo defendieron de forma gratuita. Nadie pudo probar que su perro Diamond había hecho algo negativo a los residentes y, al final, se llegó a un acuerdo. Willie habría acordado mantener a Diamond con una correa en las áreas comunes y nadie lo iba a desalojar.

imagen: WSYX ABC 6 / Youtube

Una historia que, afortunadamente, terminó bien. Gracias a la generosidad de quienes ayudaron a este hombre de 73 años, se evitó que hubiera otra persona sin hogar en las calles. Willie y su amado Diamond finalmente pueden dormir profundamente.

Fuente: ABC 6 a tu lado