🌎 Actualidad

Después de alimentar cuervos en su jardín, recibe regalo increíbles

Es normal pensar que un perro le pueda traer algunos regalos como su juegute favoritos, algún trozo de árbol, una flor y hasta sus zapatillas para demostrar todo su amor. Una niña de 8 años, llamada Gabi Mann, tenía un tipo diferente de animal que le traía cosas.

Ver video 👇


No es casual que Gabi recibiera regalos durante cuatro años, la joven alimenta cuervos en su balcón en Seattle Washington. Todo se ha vuelto tan rutinario que la esperan en el jardín a la hora del almuerzo.

Parece que los cuervos sintieron la necesidad de retribuir el cariño, así que han dejado sus propios regalos por años. Gabi colecciona casi todas las cosas que se han dejado a sus pies.

Ahora Gabi tiene juguetes, perlas e incluso una perla en forma de corazón. Incluso los cuervos encontraron el lente de la cámara que Lisa, madre de Gabi, había perdido. Tal vez el regalo más adorable sea una bisutería con la palabra “best” (la mejor) escrita.

Es una relación de mutúo afecto en el que todo el mundo gana lo que quiere. No es casual que eso esté sucediendo. Los pájaros sabían muy bien que estaban creando lazos con Gabi. No dejan estos juguetes en las casas de los vecinos. Son lo suficientemente inteligentes para saber que la casa de Gabi es donde deben dejarlos.

Ella ve a los cuervos como amigos y familiares y no podría ser diferente, les sirve comida, y ellos la traen regalos. Es mucho mejor que muchas relaciones humanas.

 

Fuente: Apostólica