Noticias

Dos pitbull asesinaron a su dueña, según investigaciones

Estados Unidos. Los restos de una joven fueron encontrados por su padre, luego de que llevara un día de desaparecida. Lo que hizo aún más desgarradora la situación fue el modo en que la chica de 22 años terminó muerta y en pedazos: fue comida viva por sus dos perros, a quienes se les aplicará la eutanasia.

La joven había desaparecido en un sendero que utilizaba para pasear a sus mascotas cuando fue asesinada por ellos mismos.

Policías locales encontraron el cadáver de Bethany y a su lado a los dos perros responsables, quienes estaban “custodiándola”.

En el cuerpo de la víctima se detectaron mordidas con una actitud “defensiva”, por lo que se determinó que la joven trató de defenderse del ataque.

Bethany Lynn Stephens

De acuerdo con la oficina del médico forense, la joven de 22 años tenía heridas de defensa en manos y brazos, lo que indica que fue atacada en vida, principalmente en la garganta y la cara.

Los agentes sostienen que Bethany murió tras un brutal ataque de sus mascotas. El sheriff Jim Agnew destacó que los animales fueron entrenados para pelear y que serán sacrificados.

Mientras la investigación sigue en curso, Barbara Norris, quien afirma haber sido la mejor amiga de la fallecida, está segura de que los perros “no la habrían atacado”. “Te matarían a besos”, comentó Norris.

La mujer cree que las heridas en los brazos, en la cara y en la garganta de su amiga “probablemente fueron resultado de sus intentos de protegerla”. Los perros, a fin de cuentas, dormían en la misma cama con Bethany. Ahora asegura que hará todo lo posible para asegurarse de que los investigadores del caso agoten todas las posibles versiones sobre la muerte de Bethany.

Fuente