Noticias

Durante su recuperación, un gato herido y una perra se convierten en mejores amigos

Kickie D’Alfonso es una de esas personas con un corazón enorme, que siempre está lista para ayudar a los demás. Kickie, como veterinaria, se especializa en acomodar animales y proporcionarles una casa amorosa para el resto de sus vidas.

Fue después del huracán Katrina que se mudó a Austin y muchos eran los animales que necesitaban ayuda. Sin embargo, recientemente, su casa ya bastante ocupada no dejó de recibir otros dos patudos, que rápidamente se volvieron inseparables, a pesar de ser una perla y un gato.

 

Squirtle, el gato, llegó al abrigo en un estado realmente malo. Cuando su cola nació, la piel fue descascada y su cuerpo estaba cubierto de heridas.

Facebook – Bastrop Animal Rescue

Los miembros del refugio pidieron a Kickie que recibiera el felino en su casa, para que pudiera descansar al máximo.

Facebook – Kickie D’Alfonso

Después, fue el turno de Lai Lai, una Boxer que se vio por tercera vez abandonada en las calles. El abrigo intentó alcanzar a sus dueños que nunca respondieron a una sola llamada.

Su condición también estaba catastrófica. Su ojo izquierdo estaba hinchado y tuvo que ser removido. La pobre perra que vagaba por las calles estaba cubierta de garrapatas y sufría de parásitos en el corazón. Peor aún, ella sufría de múltiples tumores, que acabaron siendo extraídos a través de una operación.

Facebook – Kickie D’Alfonso

¡Eventualmente, durante sus tratamientos, los dos animales se conocieron y partir de ese día se convirtieron en mejores amigos! En el vídeo abajo se muestra la complicidad existente entre estos dos animales maravillosos:

Gracias a Kickie D’Alfonso los dos patudos quedarán juntos en una casa amorosa y recibirán todo el afecto del mundo. ¡Comparte esta historia emocionante con tus amigos y familiares!

Fuente: Fantastique