🌎 Actualidad

¡El amor transforma! Esta perrita estaba al borde de la muerte, pero fue rescatada y ahora es muy feliz

En el mes de noviembre, la División contra la Crueldad Animal recibió una llamada para reportar lo que parecía ser un perro muerto en una jaula sucia en Austin, Texas. Cuando los oficiales llegaron, encontraron a una perrita cubierta de heces y completamente desnutrida. Durante la inspección de rigor, la detective Ewa Wagner vio que las costillas de la perra se movían…

“Nos dimos cuenta de que la perra estaba viva, pero por poco. La llevamos al Centro Animal de Austin y los veterinarios empezaron con el tratamiento de emergencia”, contó la oficial Wagner a The Huffington Post. “Su temperatura corporal era tan baja que el termómetro no la registraba. Creímos que no habría manera de que sobreviviera”.

Pero un ángel que lleva por nombre Elizabeth Mancera, la técnico veterinario que ayudó a la perrita, llegó a su rescate. Durante las próximas horas, le administró cuidado intensivo a la perra, además de preparar un baño caliente y usar un secador de cabello para elevar su temperatura corporal.

“Durante esas primeras horas, solo le hablé y le dije que la amábamos”, relata Mancera. Decidió llamarla Sophie y se dio cuenta de que quería adoptar a la perrita que luchó por su vida tan valientemente.

La perra se ha recuperado por completo y recibe muchísimo amor por parte de su nueva familia. “Nunca le faltará comida de nuevo y jamás sufrirá de frío”, asegura Elizabeth. “De eso estoy segura”.

Más información: Austin Animal Center | Facebook | Instagram

En el mes de noviembre, el Centro contra la Crueldad Animal recibió una llamada que reportaba una perra muerta en una jaula sucia

Cuando llegaron a la escena la encontraron cubierta de heces y casi muerta de hambre

La detective Ewa se dio cuenta de que seguía con vida y la llevaron al veterinario

“Su temperatura era tan baja que el termómetro no la registró. Tampoco se movía”

“Pensamos que no habría manera de que sobreviviera”

Elizabeth Mancera, su veterinaria, le dio un baño caliente y usó un secador de cabello para subir su temperatura

“Hablé con ella durante todo ese tiempo. Estaba helada y empapada, y me miraba con ojos de súplica”

“Todos pensaban que la perrita iba a morir… Yo solo le decía que todo iba a estar bien”

Mancera llamó a la perrita Sophie y decidió adoptarla

“Jamás le faltará comida y nunca sufrirá de frío de nuevo”

Fuente