El demonio de tasmania vuelve a nacer por primera vez en 3.000 años en Australia

El demonio de tasmania vuelve a nacer por primera vez en 3.000 años en Australia

El demonio de tasmania es un animal que seguro solo heos visto en dibujos animales, pero luego de tres mil años desde su extinción en Australia, han vuelto a nacer en el entorno salvaje del país. Son siete crías, conocidos como ‘joeys’, que han nacido en el Santuario de Vida Silvestre de Barrington, en Nueva Gales del Sur, ha explicado la ONG australiana Aussie Ark en un post de Instagram.

Una de las primeras crías nacidas en el santuario de Aussie Ark.

Los demonios de Tasmania, marsupiales desaparecieron hace 3.000 años de la Australia continental, fueron reintroducidos recientemente en la inmensa isla, una etapa “histórica” de un ambicioso programa de protección de la especie.

A man's hands holding two baby Tasmanian devils, one of them looking up towards his face, which is out of shot.

Con sus orejas rosadas, narices bigotudas ocupadas y almohadillas suaves para los pies, estos bebés mostrarán a muchos visitantes locales del santuario un lado del demonio de Tasmania que nunca han conocido.

Qué Pasa con Los Demonios de Tasmania - YouTube

Desde la organización se deja claro que la reintroducción del demonio de Tasmania puede aportar muchas cosas positivas al medio natural australiano. «La reintroducción no solo es un buen augurio para la recuperación del demonio de Tasmania, sino que como depredadores nativos y los marsupiales carnívoros más grandes del mundo, ayudan a controlar los gatos salvajes y los zorros que amenazan a otras especies endémicas y en peligro de extinción», explican.

Bearded man wearing a cap smiling as he holds two baby Tasmanian devils against his chest.

El programa está diseñado para mantener una población de demonios robusta y genéticamente diversa.

Acostumbrarse a los humanos

Para acostumbrar a los jóvenes demonios a la atención de los visitantes, Sharma y otros cuidadores de Trowunna comienzan a interactuar con ellos cuando tienen cinco meses de edad.

Además de breves sesiones de manipulación durante el día, esto puede implicar cuidados durante la noche.

Close look at the underside of a baby Tasmanian devil's foot, showing toenails and pore detail in the skin.

Manejo de las relaciones públicas negativas del diablo

Sharma dijo que no siempre fue fácil fomentar sentimientos positivos hacia los demonios de los tasmanos. “Algunos de los lugareños que pasan por aquí les tienen un poco de aversión”, dijo.

A Tasmanian devil in the bush.

Es algo que atribuye en gran medida a la difusión de información errónea sobre la especie durante un largo período de tiempo.

“Muchas veces vemos demonios en fotos con la boca grande abierta y los dientes relucientes”, dijo.

“No pasa nada con el animal en absoluto, en lo que respecta a establecer una relación con el público y en lo que respecta a la conservación.

Bearded man wearing a cap smiling as he holds an adult Tasmanian devil to his chest, devil looking towards lens

“Usamos estas presentaciones al público para hacerlo, y encontramos que hay … grandes suspiros cuando se presentan esos bebés, no hay duda al respecto”.