🐶Perros 📆 Noticias

Encontraron un cachorro de la era de hielo, su última cena fue un rinoceronte lanudo

Este perro podría decir que tiene tanta hambre que podría comerse un rinoceronte y no ser acusado de hipérbole. Una autopsia de un cachorro prehistórico reveló que tuvo una comida final de lo más inusual: un trozo de lo que podría ser uno de los últimos rinocerontes lanudos. El espécimen perfectamente conservado de 14.000 años, que se cree que es un perro joven o un lobo, fue descubierto por primera vez por científicos rusos en Tumat, Siberia, en 2011, informó CNN.

El rinoceronte lanudo se extinguió hace 14.000 años, si bien la caza de su especie por parte del ser humano disminuyó su población, lo más probable fue que el cambio climático contribuyera aún más Foto: Albert Protopopov
Rinoceronte lanudo

Los científicos encontraron el inesperado descubrimiento cuando estudiaban a un cachorro de 14.000 años, en su estómago había un trozo de rinoceronte lanudo, que se creía extinto para esa época.

El cachorro fue descubierto en Siberia en 2011 y se encuentra en muy estado de conservación pese a tener 14.000 años Foto: (Sergei Fedorov)
El cachorro fue descubierto en Siberia en 2011 y se encuentra en muy estado de conservación pese a tener 14.000 años Foto: (Sergei Fedorov)

bandeja para perros
A través de la datación por radiocarbono, los científicos determinaron que la muestra de estómago tenía 14.400 años, lo que significa que el rinoceronte en particular existía solo cientos de años antes de que la especie se extinguiera. Agregue el hecho de que el cachorro de hielo tiene alrededor de 14,000 años y podría haber “comido uno de los últimos rinocerontes lanudos que quedaban”, dijo Dalen a CNN.

dogor teefies

Científicos lograron el hallazgo de un pequeño can que en su interior contenía un trozo de rinoceronte lanudo, que se creía extinto para su época Foto: (Centre for Palaeogenetics @CpgSthlm)

Los científicos no saben cómo el cachorro llegó a tener un trozo de rinoceronte en el estómago. De hecho, no están del todo seguros de cómo el hambriento canino consiguió morder un rinoceronte. Aunque es poco probable que el diminuto perro haya logrado derribar a la criatura, que medía en promedio hasta 12.5 pies de largo con un peso de 2 a 3 toneladas, según Rhinos.org.

infobae-image

“No sabemos si era un perro o lobo, pero sí que era un cachorro, tal vez se encontró con un bebé rinoceronte que estaba muerto, o el lobo (adulto) se comió al bebé rinoceronte. Tal vez mientras lo comían, la madre rinoceronte se vengó”, consideró Edana Lord, una estudiante de doctorado en el Centro de Paleogenética y coautora de un artículo que estudia la desaparición del rinoceronte lanudo.

Un misterio aún mayor es cómo el rinoceronte lanudo se extinguió tan rápidamente. Los investigadores anteriormente culparon de la desaparición de la especie a la depredación humana, pero ahora teorizan que una ola de calor masiva podría haberla extinto.