Noticias Videos

Entre ellos hay 40 kilos de diferencia, pero lo que hacen juntos es adorable

 

¡Sin duda aquí hay una gran diferencia de dimensiones! Navarro es un perro enorme que pesa casi 40 kilos e Iben es un gatito de apenas medio kilo. Por ese motivo el dueño tenía algo de miedo de verlos jugar juntos, pero las imágenes demuestran que el gatito está completamente a salvo. Incluso parece que esté naciendo una hermosa amistad entre ambos. ¿El pasatiempo favorito de Iben? Agarrarse a la cola de Navarro, ¡un gigante realmente bueno!

 

Fuente