🌎 Actualidad

Perrito no quiere DEJAR a este niño en el hospital. La razón tiene mucho sentido!

Nada es más hermoso que ser testigo de la relación entre un niño y su perro. Es muy gratificante saber que esa relación puede salvar la vida de ambos: James es un muchacho con autismo que no puede estar en lugares públicos ni mirar a su familia a los ojos. A veces ni siquiera puede tolerar ser tocado.

Pero desde que Mahe llegó a su vida, James ha progresado de manera increíble. Mahe logra calmar a su humano, incluso cuando debe visitar el hospital para hacerse una resonancia magnética. Mahe vigila sus alrededores con preocupación, tratando de garantizar que su amigo esté bien. Cuando están juntos en cualquier lugar, Mahe mantiene a James a salvo, pues el muchacho se distrae con facilidad y tiende a deambular.

Solo mira esta imagen

LOUISE GOOSSENS
LOUISE GOOSSENS
LOUISE GOOSSENS
LOUISE GOOSSENS
LOUISE GOOSSENS
LOUISE GOOSSENS

Mahe ha recibido entrenamiento desde que era un perrito, y fue elegido específicamente para ser un perro de terapia para personas autistas por su comportamiento relajado.

¡Compartamos su historia!

Fuente