🌎 Actualidad

Este perro realiza caminatas diarias para visitar a sus vecinos y ahora es embajador del pueblo

Bruno comenzó su vida como un perro errante; a pesar de ser adoptado, es difícil deshacerse de los viejos hábitos. Vive a las afueras de una pequeña ciudad de casi 150 habitantes humanos y pasa sus días caminando por ahí, visitándolos a todos. Dado que es el habitante más popular de la zona, ha sido honrado con una estatua y una placa que lo convierte oficialmente en el “perro embajador de la ciudad”.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-01

“Ha sido su rutina desde que recuerdo”, comentó Sharon Rouse, quien frecuentemente lo ve desde la recepción de su oficina de inmuebles. “Todos conocen a Bruno… puede que no reconozcan a la gente, pero saben quién es Bruno”. 

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-02

Casi todos los días durante los últimos doce años, este adorable perrito ha caminado 6,5 kilómetros en Longville, Minnesota, para visitar a los habitantes del pueblo, que a veces le regalan bocadillos. Cuando se cansa, camina de vuelta a casa con Debbie y Larry LaVallee.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-03

“La primera vez que lo vi, casi me gana en la carrera al pueblo”, declaró Larry, exrecolector de basura, a KARE 11“Estaba recogiendo la basura en el camino y entré al pueblo; no habían pasado cinco minutos y Bruno ya había llegado”.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-04

Él supo que Bruno era un vagabundo desde el momento que lo conoció de cachorro.

“Un señor entró a mi estacionamiento sosteniendo un cachorrito y me dijo ‘Encontré a su perro al final de su estacionamiento’ y yo le dije ‘Pues, no es mi perro’”.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-05

Creyó que la pobre criatura había sido abandonada y decidió quedárselo. Pero parece que Bruno nunca estuvo destinado a quedarse en un solo lugar. A pesar de sus intentos, la familia LaVallees nunca logró evitar que se escapara. Bruno está decidido a recorrer el pueblo y visitar a todos sus amigos. Uno no puede evitar recordar la canción de Celine Dion llamada “The Wanderer” (El Caminante).

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-06

Algunos pensarán que sus dueños son irresponsables por permitirle caminar solo por el pueblo. Sin embargo, un pueblo pequeño y tranquilo es algo muy diferente a las ciudades concurridas y tanto los conductores como Bruno prestan atención cuando él está en la carretera.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-07

“Es nuestro amigo, intentamos cuidarlo lo mejor que podemos”, explicó Patrick Moran, el dueño de la oficina de bienes raíces que queda en ruta de Bruno. “La semana pasada, entró a la oficina y se quedó con nosotros por un par de horas”.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-08

Los visitantes del pueblo comentan a menudo que ver a Bruno es la mejor parte de su paseo. Los miembros de la familia LaVallees están acostumbrados a recibir llamadas de turistas que no conocen la rutina de Bruno y, luego de decirles que lo dejen ir porque él sabe regresar solo a casa, se produce un silencio chistoso y muy común. A veces el perro consigue transporte gratuito por parte de las personas que lo ven con regularidad.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-09

“Es más amigable que la mayoría de los humanos del pueblo, y no lo digo como un comentario negativo sobre los humanos” aclaró Mary Tripp, una de sus chóferes. “Es ASÍ de encantador”.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-10

Cuidar a Bruno es muy importante ahora que está envejeciendo. Le toma más tiempo hacer su recorrido y algunos días prefiere quedarse en casa, pero sin importar cuántas caminatas le queden por hacer, ha aprovechado sus viajes al máximo y recientemente su legado quedó plasmado.

El año pasado, Paul Albright, un escultor, talló una estatua de madera de Bruno y la instaló en un parque. La placa que la identifica dice “El perro y embajador del pueblo de Longville”.

Este_perro_realiza_caminatas_diarias-11

Sharon comenta que esta muestra de afecto es bien recibida y llama a Bruno “la mascota de Longville”.
Fuente