🌎 Actualidad

Este pobre pitbull, absuado por su dueño, fue rescatado por activistas animales

Un perro era conservado como un esclavo sexual y continuamente sodomizado por su dueño, pero ha sido rescatado por activistas de derechos animales.

Los vecinos de Salavat, Rusia, llamaron a la policía cuando el hombre enfermo fue encontrado violando a su pobre pit bull en un parque local.

este_pobre_pitbull_absuado_por-01

El perrito está siendo tratado por un equipo de veterinarios que le dan atención continua.

El pit bull era violado repetidamente por su dueño enfermo.

Pero cuando la policía decidió no intervenir, los vecinos preocupados llamaron a un grupo de activistas que “secuestraron” al perrito cuando el depravado de su dueño lo llevó a pasear, para poder llevarlo a un veterinario.

El perro, un Staffordshire Bull Terrier, ha sido operado tres veces después de ser diagnotiscado de heridas internas severas.

El doctor Aynur Makaev ha decho que tuvo que operar al perro durante casi tres horas y su equipo consideró sacrificarlo, pero decidieron completar la operación y darle una oportunidad de recuperarse.

Declaró: “Su recto está deformado, posiblemente por el estiramiento interno”.

Elena Zhdanova, una activista de los derechos animales, está cuidando al perro, llamado Ramzes, declarando que el perro está bien.

Esto fue lo que dijo: “Está mejorando rápidamente. Ya se ha normalizado su apetito y ha recuperado la función intestinal”.

Según Zhdanova, después de que el video se hiciera viral, la policía interrogó y arrestó al antiguo dueño del perro.

Sin embargo, se decidió no levantar cargos y solo multar al hombre por £30 por indecencia pública.

Otra activista animal, de nombre Marina Yusupova, ha comenzado una petición en la popular plataforma change.org, exigiendo que el hombre que abusó de Ramzes sea apresado antes de que consiga una nueva víctima.

Más de 9.000 personas han firmado la petición.

este_pobre_pitbull_absuado_por-03

Las heridas del perro eran tan graves que consideraron ponerlo a dormir.

El perrito se está recuperando bajo el amor y cuidado de una activista de los derechos animales.

Fuente