🌎 Actualidad

Estudio Revela Que Los Perros Son Capaces De Engañar

Naturalmente las mascotas del hogar tienen la fama de manipuladores, de hacer hasta lo imposible con tal de conseguir lo que desean. Resulta común sentir en varias ocasiones que los perros con miradas y cabeceos “toman el tiempo” de sus dueños para su propio beneficio, aunque hasta hoy sólo se trataba de una teoría sin sustento. Pero recientemente, la ciencia confirmó la existencia de una actitud manipuladora de los perros con sus dueños.
Fuente: Flickr / Alan LevineEl estudio consistió en enseñar a 27 perros de distintas razas y edades a diferenciar entre tres personas o “socios”: el dueño del perro, siempre “cooperativo”, es decir que daba de comer al perro su golosina preferida; una “persona desconocida cooperativa” que daba a los animales sus golosinas favoritas; y otra “persona desconocida competitiva” que no lo hacía y se quedaba el alimento para sí.

Fuente: Flickr / KACJones

Luego de varias pruebas los animales tenían que guiar a esas mujeres hasta uno de los contenedores para obtener el alimento. Como una de ellas cargaba el alimento en sus bolsillos la guiaban al contenedor vacío para después obtener su premio.

 

Fuente: Flickr / Izzi 🙂

De acuerdo con la investigadora, “el hallazgo más importante es que los perros son capaces de mostrar engaño táctico. Si examinamos su comportamiento más detenidamente, el descubrimiento más impresionante es que después de un entrenamiento en el que les enfrentamos a dos humanos desconocidos para ellos, donde aprendieron el papel que jugaban en el experimento, inmediatamente adaptaron su conducta a la nueva situación”.

 

Fuente: Flickr / Anja Schruba

 

Este trabajo no solo señaló que las mascotas tienen una amplia capacidad de manipulación sino que también determinó cómo se vinculan con los seres humanos según sus hábitos amistosos o bien hostiles para con ellos. Sin dudas son los mejores amigos del hombre, pero, como toda amistad, los intereses mutuos tienen un importante y significativo rol.

Fue así que nos enteramos que a través de distintos experimentos se concluyó que los canes, por ejemplo:

  • Suelen entender no solo lo que les decimos, sino cómo se lo decimos. Para procesar las palabras, los peludos utilizan el hemisferio izquierdo del cerebro. Y para interpretar el tono, usan el derecho. Así relacionan palabras con objetos y con la entonación que utilizamos.
  • Poseen la inteligencia de un niño de dos años.
  • Al igual que nosotros, pueden ser optimistas o pesimistas. Además, se deprimen y también sienten celos.
  • Tienen la sensibilidad de un niño.

Por favor COMPARTE esto con tus amigos y familiares.

Fuente