🐱Gatos 📆 Noticias

Gata callejera escondió a su cachorro que no podía caminar para que nadie lo lastimara

Los residentes de un bloque de apartamentos escucharon maullidos débiles de un edificio cercano y decidieron investigar la fuente. ¿Quizás el gato necesitaban ayuda? Sin embargo, a la mamá gatuna no le gustaban mucho los extraños, por lo que los residentes se vieron obligados a instalar algunas cámaras para ver a dónde se dirigía.

 

Después de la grabación, los vecinos se dispusieron a ver de qué se trataba. ¡Se sorprendieron al descubrir que su gatito estaba paralizado!

El lindo gatito pelirrojo había perdido por completo la capacidad de usar sus patas traseras.

Sin embargo, eso no le impidió intentar seguir a su madre adondequiera que fuera.

Mamá encontró un lugar muy seguro para esconderlo y parecía haber decidido que nadie se acercaría.

ERA HORA DE ORGANIZAR UN ESFUERZO DE RESCATE.

Así que era hora de un grupo de rescate. La gente finalmente localizó al gatito y logró ponerlo en una jaula.

Solo unas horas después, un veterinario lo estaba examinando: el pobre hombre tenía su quinta vértebra presionando sus nervios espinales, lo que causó la discapacidad.

Los nervios estaban muy dañados, por lo que no había forma de “arreglar” sus patas traseras con cirugía .

Aunque está discapacitado, el gatito es como cualquier otro gato. Después de unas semanas en un refugio, una amable mujer que ya tiene 5 gatos lo acogió.

Uno de los gatos también estaba discapacitado, por lo que sabía exactamente en qué se estaba metiendo.

Después de unos días de adaptación, el gatito ahora está viviendo una vida normal llena de amor y afecto.

Esta historia podría haberse oscurecido muy pronto, pero gracias a la mujer, tuvo un final feliz.

 

Fuente: Kitten Cat Post