🐱Gatos 📆 Noticias

Gatita no deja que nadie se siente en su silla favorita

Conoce a Yoshitsune, una gata de 5 años que no tiene miedo de quejarse. Yoshitsune ama cualquier artículo nuevo que sus padres lleven a casa y, por supuesto, cree que son regalos para ella. Le gustan las cosas nuevas y se pone nerviosa e impaciente cuando alguien quiere “quitarselas”.

El último enamoramiento de Yoshitsune está en una silla gris y blanca que su mamá compró recientemente para el departamento. A la gata juguetona le gusta especialmente pasar el brazo por el espacio estrecho entre el asiento y el respaldo e inclinarse contra el cojín.

Desafortunadamente para Yoshitsune, tiene que compartir la silla con su padre, y no está contenta con eso. Yoshitsune ha monopolizado la silla desde su llegada y, cada vez que su padre intenta sentarse, ella expresa su descontento.

La adorable gatita intenta todo para evitar que su padre se siente en su silla favorita, incluso trata de empujarlo con su pata para que esté lo más incómodo posible.

 

Y, si todo lo demás falla, puede ser bastante dramática, haciendo que su rostro se enfade más para tratar de obtener la simpatía de su madre. Las protestas de Yoshitsune siempre funcionan y su padre finalmente la deja sentarse en la silla sin tener que compartirla.

 

 

 

Fuente: el dodo