🐶Perros 📆 Noticias

Joven esparce las cenizas de su abuela en el muelle y termina salvando a un perro de ahogarse

Raden Soemawinata, de 20 años, tuvo que separarse tristemente de su amada abuela. El hombre cumplió el último deseo de su abuela y esparció sus cenizas en la playa de Brighton de Melbourn. Nunca imaginó que cuando se estaba separando de una vida tendría la oportunidad de salvar a otra, ya que en ese momento había un perro aterrorizado que estaba a punto de ahogarse en ese lugar.

La pequeña mezcla maltesa-shitzu llamada Bibi caminaba casualmente en el muelle con su dueña, Sue Drummond, cuando los fuertes vientos lo arrastraron hacia el océano. La mujer dudó en lanzarse al agua, ya que no estaba muy segura de poder volver a la orilla. Todo lo que pudo hacer fue pararse en el muelle y mirar con impotencia mientras su perro intentaba mantener su cabeza a flote.

La mujer no tenía nada que hacer mientras el hombre estaba salvando a su perro de ahogarse

Afortunadamente, Soemawinata estaba a la vuelta de la esquina. El hombre de 20 años que estaba dispersando las cenizas de su abuela no dudó ni un segundo. Rápidamente quitó parte de su ropa y saltó al agua.

El hombre no dudó antes de evitar que el perro se ahogara

El hombre no tenía nada en mente más que salvar al pobre perro de ahogarse. Afortunadamente, logró luchar contra las olas y alcanzar al angustiado perro. Los dos nadaron de regreso a la orilla, donde Drummond ansioso los esperaba. La mujer se arrodilló en el muelle y los ayudó a salir del agua.

Drummond estaba arrodillado en el muelle mientras el hombre estaba salvando a su perro de ahogarse

Drummond le dio un fuerte abrazo al joven y finalmente dejó escapar un suspiro de alivio. Su perro finalmente regresó a sus amorosos brazos. Seguramente siempre recordará el desinteresado acto de este valiente joven. Después de todo, si no fuera por Soemawinata, Bibi probablemente no habría sobrevivido al horrible incidente.

Fuente: Newspix