🌎 Actualidad

La historia de Brinks, el pitbull callejero que sonríe después de haber sido rescatado

Pocas razas de perro dividen la opinión de la gente tanto como los pitbull. Hay quien los ama con locura y quien los teme. Sea cual sea tu opinión, encontrarás difícil no enamorarte de Brinks, el pitbull de esta historia, ¡basta con mirar cómo sonríe!
Brinks era un perro callejero que vagaba por las calles de Brooklyn cuando un día se encontró a un hombre con su perro. Fue un flechazo a tres bandas y el hombre decidió llevárselo a casa consigo. Después de un mes investigando para encontrar al dueño del perro sin éxito, se dio cuenta de que Brinks debía quedarse con él. Brinks tenía sólo 11 meses pero ahora, 12 años más tarde, sigue sonriendo por ese hombre que le rescató de la calle.

Quien cree que los pitbull son peligrosos, debería mirar a Brinks.

¡Mirad qué sonrisa!

Jon lo encontró hace 12 años en la calle.

Jon decidió adoptarlo después de haber buscado en vano al dueño.

«Lo más sorprendente es que Brinks sonríe a menudo, como un humano, como respuesta a situaciones placenteras» dice Jon.

 «Sonríe cuando le doy chucherías, cuando le llevo a dar una vuelta con el coche, cuando está tumbado al sol… Es decir, cuando es feliz».

Fuente