Noticias

La Increíble Vida De Ñero, El Perro Policía

La ciudad de Bogotá cuenta entre su cuerpo de policía con un oficial sumamente especial. Es valiente, fuerte y siente una gran vocación por su trabajo. Ha superado pruebas muy duras y sigue estando firme en su profesión. Su nombre es Ñero, tiene 8 años; cuatro patas y una peluda cola.

Ver video 👇

Se trata de un Schnauzer negro que fue rescatado cuando era tan sólo un cachorro por uno de los oficiales de la estación. Ñero cumple con su deber alegremente y con fidelidad. Es el primero en presentarse a guardia con su pequeño uniforme impecable y en posición firme escucha las órdenes de su comandante.

Es un perro realmente increíble, no es de las razas que normalmente son entrenadas para ejercer como oficial de policía, pero este especial canino no es como cualquier otro. No fue entrenado, y sin embargo cumple con todas sus funciones. Entre ellas dar rondas en moto por las calles con su compañero.

Son muchas las razones que convierten a Ñero un perro tan especial. Ha vivido una vida de película, sobreviviendo ataques, accidentes e incluso estuvo perdido durante tres meses, y aún sigue firme en su trabajo. Su nombre viene de lapalabra “compañero” como se llaman entre si los oficiales de estación.

Durante tres meses estuvo perdido, sus compañeros lo buscaron incansablemente por todos lados, perdiendo finalmente la esperanza de volver a ver su oficial más valiente. Sin embargo, un día regresó a la estación con más deseos de trabajar que nunca. Durante ese tiempo estuvo viviendo en una casa de alguien que lo pensaba perdido y rescató.

Como si fuera poco, también sobrevivió a un terrible accidente de tránsito en el que lamentablemente un policía murió y otro resultó gravemente herido. Muchos aseguran que el espíritu del oficial fallecido ,John Edward Morales, vive en el cuerpo del perrito, quien mantiene el porte y elegancia de su compañero.

Hace dos años vivió otro accidente cuando fue arrollado por una camioneta fantasma mientras hacia sus rondas por el sector. Su médico veterinario de cabecera, el doctor Gustado Adolfo Carrillo contó que fue necesario ponerle clavos en una de sus patas traseras para tratar las fracturas y hubo que reconstruirle la piel.

En otra oportunidad recibió una puñalada por parte de delincuentes, y sobrevivió al ataque “Es un perro sobreviviente, en diferentes ocasiones han intentado hacerle daño, por eso tiene varias cicatrices en su cuerpo” explica el Subteniente Yepes, quien le grabó recorriendo las calles en moto.

Fuente: El Tiempo