🌎 Actualidad

Le Pronosticaron Seis Meses De Vida, Pero Su Familia Daría La Batalla

La vida para un pequeño cachorro llamado Monty no ha sido fácil, pero tiene la fortuna de tener unos padres humanos amorosos que han dado todo por hacerlo feliz.

El perro nació con hidrocefalia, es decir exceso de agua en el cerebro. El único tratamiento posible es una derivación, pero debido a la gravedad de su condición, Morty nunca fue candidato para recibir una.

La familia de Monty sabían que sus posibilidades eran pocas, pero querían llenarlo de amor durante en el tiempo que le quedara de vida.

Monty recibió una expectativa de vida de seis meses pero su nueva familia estaba dispuesta a dar la batalla. El cachorro recibió sesiones de reiki y terapia con cristales varias veces al día y a veces incluso terapia sonora. Él estaba casi ciego y solo podía caminar en pequeños círculos, así que tuvieron que enseñarle a subir los tres escalones de la entrada de la casa.

Las noticia para su familia fue realmente alentadora, Monty estaba progresando, cuando un nuevo hermano perruno se unió a la familia. Roo y Monty se hicieron amigos de inmediato y Monty comenzó a mostrar avances.

Sin duda el caso de este perro es un milagro para los veterinarios, ya Monty cumple un año con su familia por lo que ha duplicado su expectativa de vida.

Sus padres dicen estar muy felices de verlos corriendo y jugando por toda la casa.

Esta historia relamente demuestra que el amor es más poderoso que cualquier otra cosa en el universo.

Este post proviene de Wamiz, donde puedes consultar el contenido original.