Los cerebros de los perros pueden distinguir entre diferentes idiomas humanos, estudio

Los cerebros de los perros pueden distinguir entre diferentes idiomas humanos, estudio

Los perros pueden distinguir entre idiomas, según descubrieron investigadores en Hungría, después de reproducir extractos de la historia “El Principito” en español y húngaro a un grupo de 18 caninos y examinar cómo reaccionaban sus cerebros.

El estudio fue dirigido por Laura V. Cuaya de la Universidad Eotvos Lorand en Budapest, quien se mudó a la ciudad desde México hace unos años, trayendo consigo a su perro Kun-kun.

“Me preguntaba si Kun-kun notó que la gente en Budapest hablaba un idioma diferente, el húngaro”, dijo.

“(En la investigación) descubrimos por primera vez que un cerebro no humano puede distinguir (entre) idiomas”.

En sus vidas con humanos, los perros captan los patrones auditivos del lenguaje al que están expuestos, dijo Raúl Hernández-Pérez, coautor del estudio.

Durante el experimento, Kun-kun y otros fueron entrenados para acostarse inmóviles en un escáner cerebral durante varios minutos.

Cuaya se mudó a Hungría desde México hace unos años, trayendo consigo a Kun-Kun.Reuters

Todos los perros habían escuchado solo uno de los dos idiomas, ya sea húngaro o español, de sus dueños antes, lo que permitió a los investigadores comparar cómo reaccionaba su cerebro a un idioma muy familiar y a uno completamente desconocido.

Los perros escucharon extractos de la historia en español y húngaro y también codificaron versiones de estos extractos para probar si podían detectar el habla y la no habla.

Al comparar las respuestas cerebrales, los investigadores encontraron distintos patrones de actividad en la corteza auditiva primaria del cerebro de los perros, lo que indica que pueden distinguir entre el habla y la no habla.

En su corteza auditiva secundaria que analiza sonidos complejos, los cerebros de los perros produjeron diferentes patrones de actividad cuando escucharon un idioma familiar y un idioma desconocido. Cuanto más viejos eran los perros, mejor distinguía su cerebro entre los dos idiomas.

 

Hace unos años, la primera autora Laura V. Cuaya se mudó de México a Hungría para su investigación posdoctoral. Antes de la mudanza, el border collie de Cuaya, Kun-kun, solo había escuchado español. Tenía curiosidad por saber si él se daría cuenta de que la gente en Budapest hablaba un idioma diferente, el húngaro. 2

“Como muchos perros, Kun-kun tiende a prestar atención a los humanos, tratando de predecir su entorno social”, le dice Cuaya a Treehugger. “Cuando nos mudamos a Hungría, era un mundo completamente nuevo para todos. En Budapest, la gente es muy amigable con los perros. Cuando la gente hablaba con Kun-kun, me preguntaba si había captado la diferencia de idioma. Y felizmente, esta pregunta encajaba con los objetivos del Laboratorio de Neuroetología de la Comunicación”.

 

Escuchando el lenguaje

La prueba arrojó que todos los perros habían mostrado reacción a solo uno de los dos idiomas, lo que significa que uno les era familiar y el otro no. Además, la resonancia señaló que reaccionaban diferente según si el idioma les era conocido o no. Los científicos creen que los perros no son los únicos animales capaces de diferenciar los idiomas humanos, ya que el cerebro es capaz de captar patrones y también se debe tener en cuenta que cada idioma tiene una serie de sonidos y patrones que los hace diferentes entre sí.

Fuente