Los rescatistas encuentran la solución perfecta para el perro que exige que lo sostengan todo el tiempo

Cuando Bill llegó a Vintage Pet Rescue, sus ocupados rescatistas no estaban seguros de cómo acomodar la necesidad del cachorro ciego de 10 años de ser sostenido todo el tiempo. Entonces recordaron que tenían un maniquí humano de tamaño natural. Fue la solución perfecta.

Esta no es la primera vez que el equipo de rescate utiliza el enorme muñeco, llamado FARC, como un medio para consolar a los perros ancianos.

FARC nació de la necesidad cuando los dueños del rescate, Kristen y Marc Peralta, necesitaban una forma de lidiar con la ansiedad por separación de su pug mayor Shorty. Cada vez que Marc se iba, Shorty se sentía desolado, extrañando a su padre.

Entonces Joanne McManus, la madre de Kristen, tuvo una idea genial: ¿Por qué no poner una de las camisetas de Marc en un maniquí enorme?

Funcionó a las mil maravillas.

“Pensamos que sería una oportunidad divertida para tomar una foto al principio”, dijo Kristen Peralta a The Dodo. “¡Pero realmente funcionó, y a los perros les encantó!”

Ahora, cada vez que un cachorro en el refugio necesita un poco de atención adicional, las FARC vienen al rescate. Aunque un humano real tiene que levantarse en algún momento, las FARC están felices de relajarse indefinidamente, para el deleite de los perros en sus amorosos brazos de plástico.

“Hemos usado las FARC a lo largo de los años cada vez que teníamos un perro nuevo con ansiedad o estrés por separación”, dijo Peralta. “Es realmente bastante increíble cómo reaccionan los perros”.

Dado que Bill es un niño especialmente ansioso al que no le gusta explorar ni estar solo, FARC ha sido una manera perfecta de mantenerlo tranquilo y feliz durante los momentos en que el personal de rescate no está disponible para sostenerlo.

“Obviamente, nos encantaría poder sostener a Bill todo el día, pero siempre hay mucho por hacer aquí en el rescate”, dijo Peralta. “Mientras esté cómodo y feliz, eso es todo lo que importa”.

Después de pasar semanas en el cariñoso, pero inanimado abrazo de las FARC, Bill finalmente fue adoptado por su nueva familia. Ahora tiene todo el amor que se merece de alguien con mucho tiempo para hacerle compañía.

¿Qué sucederá ahora con los amados perros de la reina Isabel?

Elefante parte a su cuidador por la mitad después de que le diera una carga excesiva de trabajo

Esposa de Sylvester Stallone se divorcio después de 25 años por un perro