Noticias

Luego de perder a su perro, esta monjita visita un refugio y sucede un milagro

Perder a una amada mascota es una experiencia realmente dolorosa y difícil para los amantes de los animales. En muchos casos la primera reacción que tenemos ante la pérdida es la de decir “no quiero tener más mascotas“. Este fue el caso de la dulce monjita de esta historia.

Ver video 👇

Luego de perder a su amado perrito Sparky, la hermana María se sentía devastada. Su amado canino había partido a causa de una enfermedad, y ella estuvo a su lado en sus últimos momentos. En busca de un poco de consuelo, decidió visitar el refugio de animales de Palm Springs, en California.

 

Aunque dejó claro que no tenía intenciones de adoptar a ningún animal, sólo quería estar rodeada un rato del tierno amor canino. Fue entonces cuando conoció a Barbie, una perrita chihuahua que se encontraba en busca de una familia. Y ambas se llevaron de maravilla inmediatamente.

Lo sorprendente de esta amistad, es que Barbie era una perrita muy asustadiza. Bonny Birch, parte del refugio explicó que Barbie “vivía aterrorizada, se esconde, tiembla, nos hemos esforzado tanto por trabajar con ella” Pero nada parecía aliviar el terror que la chihuahua sentía.

Hasta que conoció a la hermana María. Colocaron a Barbie en sus brazos, e inmediatamente dejó de temblar, estaba tan relajada que comenzó a quedarse dormida, para sorpresa de todos.  La monjita se encariñó de inmediato con la perrita, sin embargo no podía costear la tarifa de adopción.

Bonny que tanto había trabajado por ayudar a calmar a Barbie supo que no podía separarlas, ambas se necesitaban y se hacían tanto bien, que decidieron que el refugio correría con todos los gastos de adopción. Fue así como ambas comenzaron una nueva vida juntas, apoyándose mutuamente.

Fuente: Telemundo51