Noticias

Luego de tres años separados, soldado se encuentran con su perro K9


El especialista del ejército estadounidense Vance McFarland pasó su tiempo en Afganistán detectando artefactos explosivos con la ayuda de un Pastor Checo llamado Ikar. El soldado de cuatro patas fue entrenado como un perro de detección de explosivos tácticos.

McFarland admitió que tener un perro con él en el despliegue era “casi como tener un poco de hogar”. Pero cuando terminó su despliegue, ambos se bajaron del avión en Ft. Bragg, se tomaron una foto juntos y les tocó despedirse. Ikar fue asimilado de nuevo en el programa de entrenamiento.

Sin embargo, al pobre Ikar no le fue tan bien, ya que no había necesidad inmediata de sus servicios  una vez que llegó a Afganistán pensaron meterlo en un kennel durante unas semanas. En cambio, valiente perro estuvo encerrado durante 17 largos y miserables meses.

Cuando Mission K9 Rescue se enteró de la historia de Ikar, intervinieron. Kristen Maurer, presidenta de la organización, trabajó duro para liberar a Ikar y algunos otros perros que habían sido desechados. Estos perros sacrificaron sus vidas y fueron considerados héroes, pero no fueron tratados como tales.

Mientras luchaba por traer a Ikar y los otros perros a casa, Kristen trabajó duro para encontrar a los compañeros originales de los perros. El especialista del ejército McFarland se despertó una mañana y descubrió una lluvia de mensajes de Facebook de personas que querían saber si él e Ikar habían trabajado juntos.

Se sintió abrumado al saber lo que le había sucedido a su compañero, su salvavidas, su mejor amigo. Finalmente, llegó el rescate de la misión K9 y pudo enviar a Ikar y otros perros en similar condición a Estados Unidos, dónde les esperaba una nueva vida, con un hogar y una familia amorosa.

Cuando McFarland fue a recibir a Ikar, se sentía bastante nervioso y preocupado, pensando Ikar no le recordaría después de tanto tiempo separados. Sin embargo, tan pronto como ambos encontraron sus miradas en el aeropuerto, fue como si no hubiese pasado un día de separación entre ellos.

El Especialista McFarland recibió a Ikar con todos los honores, acompañado de su familia quien hizo carteles de bienvenida para el valiente perrito, e incluso le llevaron un juguete nuevo, comprado exclusivamente para él. Ikar pasará el resto de sus días en un hogar amoroso, como el héroe que es.

Fuente: weloveanimals