🐶Perros 📆 Noticias

Lulú fue despedida de la CIA porque prefería jugar que rastrear bombas

Lulú es una perra labrador negra promesa de una adquisición de cachorros del programa de entrenamiento canino de la CIA de EE.UU. Pero la perrita entrenada para buscar explosivos se quedó sin trabajo. La despidieron por perder el interés en detectar estas cosas, lo de ella era la diversión al máximo.

Pero, según la CIA, una semanas después empezó a mostrar signos de que ya no estaba interesada en “detectar el olor a explosivos”. A pesar de que dentro de la agencia se trató de animar a Lulu para que cumpliera con su trabajo, la perrita“claramente, no estaba disfrutando”. Al principio, intentaron animarla mediante juegos y desafíos, incluso probaron a hacer terapia con ella, pero finalmente repararon en que el animal se negaba a realizar su labor, por lo que se decidieron ‘relegarla de su cargo’, según informa la web de la CIA.

“Puede haber un millón de razones por las cuales un perro tiene un mal día, y los entrenadores se convierten en psicólogos caninos para averiguar qué puede ayudar a los animales para salir del problema”, relata la CIA en su blog.

La agencia explicó que para algunos perros, como Lulu, “está claro que el tema no es temporal. En cambio, se trata de que el trabajo no es para ellos. Lulu ya no estaba interesada en buscar explosivos”.

Afortunadamente para Lulu, su entrenador decidió adoptarla y llevársela a casa, donde vive con su nueva familia y un “hermano”, otro labrador llamado Harry. Lulú ahora pasa el día olfateando, pero otras cosas como conejos y ardillas en el jardín.