🌎 Actualidad

Muere Willow, El Último Corgi De La Reina Isabel II

La reina Isabel II de Inglaterra ha perdido al último descendiente de su corgi original después de que Willow, de 14 años, falleciera el domingo en el castillo de Windsor tras una batalla contra el cáncer, según reportes de medios de Gran Bretaña.

Esta raza de perro ha formado parte de la familia real británica desde que la reina Isabel II tenía 7 años. Durante su reinado, ha tenido más de 30 perros de esta raza, todos descendientes de Susan, un corgi que le regalaron a los 18 años.

La reina Isabel, de 91 años, es conocida por su amor por el corgis; ella ha estado criándolos por casi 80 años. En una entrevista de Vanity Fair un ex consejero de la familia real dijo que la Reina no quería tener más perros desde el año 2012 porque le preocupaba quién los podía cuidar cuando ella muriera.

En fotografías familiares desde que era niña, la monarca aparece a menudo acompañada de los corgi galés de Pembroke, originario de Gran Bretaña.

En su dieciocho cumpleaños, Isabel II recibió el que fue seguramente uno de los mejores regalos de su vida: su primera corgi. Sentía tanto afecto por Susan -así llamó a su perrita-, que incluso se la llevó a su luna de mielcon el duque de Edimburgo. Y fue con Susan, y con los primeros cachorros que alumbró, que se inició una larga familia de corgis que durante más de 70 años ha acompañado a la monarca.

 

“La reina ha llorado la muerte de cada uno de sus corgis a lo largo de los años, pero la de Willow le ha afectado más que ninguna otra, probablemente porque era el último vínculo que le quedaba con sus padres y su infancia. Es el final de una era”, explicó una fuente anónima del palacio de Buckingham al Daily Mail.

En fotografías recientes y antiguas la reina aparece rodeada de hasta cuatro corgis con correas o sentada en el pasto abrazándolos.

Durante muchos años la reina cruzó a los corgis para que hubiera descendientes del original, pero Willow fue el último en ese linaje de perros.

Los “corgis reales” han ganado fama en el mundo y han sido representados en muchas formas. Para el Jubileo de Oro de Isabel II, la moneda que se creó para la fecha se muestra a la reina Isabel junto a uno de sus perros

Según The Telegraph, Isabel II estuvo paseándolo durante el fin de semana, pero el domingo su salud empeoró y para que no sufriera, pidió que lo sedaran.

 

Los perros han sido compañeros leales de la reina Isabel desde hace muchas décadas y como ha sucedido con otras mascotas de la monarca, Willow será enterrado en una de las residencias reales con una placa conmemorativa. Willow, el último corgi, pone fin a una historia de amor que empezó hace siete décadas con una perrita llamada Susan.

 

 

 

La historia de los corgis de la Reina Isabel II

 

Este post proviene de lifewithdogs , donde puedes consultar el contenido original en inglés.