🌎 Actualidad

Arrestada! Mujer que arrojó a 7 cachorros recién nacidos a la basura

Una mujer fue capturada en un vídeo de vigilancia en California, arrojando en la basura a 7 cachorros dentro de una bolsa de plástico. Se puede ver el momento en que sale de un jeep con la bolsa en una mano, mientras caminaba hasta la basura. Luego comenzó a levantar la tapa de la papelera y arrojó los cachorros, dio media vuleta y se fue como si nada.

Ver video 👇

A la hora siguiente, un transeúnte llamado John encontró la bolsa con los perritos y los rescató. Si no hubiera encontrado la bolsa tan rápidamente, el final de los cachorros sería otro.

“No hay excusas para arrojar a los cachorros”, dice el Animal Services Command. Chris Mayer dijo en un comunicado. “Especialmente en los días como hoy, cuando nosotros y otros refugios estarían dispuestos a llevar a esos animales a padres adoptivos o aliados de rescate. Este fue un acto vergonzoso.

Las autoridades ahora pidierom ayuda al público para identificar a esa mujer. Los empleados de Animals Services, los investigadores del sheriff y la oficina del fiscal distrital están trabajando juntos para hacer justicia para estos cachorros.

Los cachorros que tienen tres días de nacidos y son una mezcla Terrier, fueron atendidos por veterinarios de servicios de animales, antes de ser entregados a MeoowzResQ, una organización sin fines de lucro que se especializó en rescate. Por ahora los pequeños están bien cuidandos y los están siendo alimentados con un biberón. Todos los siete cachorros deben estar bien.

¡Actualización!

Ha sido encontrada y arrestada la mujer que arrojó a los cachorritos. Fue identificada como Deborah Sue Culwell, de 54 años, fue retenida por el Comandante de Servicios para Animales del Condado de Riverside, Chris Mayer, en su casa de Coachella.

Ver video del arresto 👇


Culwell enfrenta hasta siete cargos de crueldad animal criminal, dijeron las autoridades. De acuerdo con John Welsh, del Departamento de Servicios para Animales del Condado de Riverside, su hogar tenía aproximadamente 30 perros que debían ser incautados para asegurarse de que fueran alimentados y atendidos adecuadamente en un refugio en Thousand Palms.