Paseaba a su perro cuando descubrió pequeños dedos y una voz que gritaba en los escombros del derrumbe en Miami

Paseaba a su perro cuando descubrió pequeños dedos y una voz que gritaba en los escombros del derrumbe en Miami

Nicholas Balboa salió como todos los días a pasear a su perro, cuando sintió que el suelo temblaba dos veces, por lo que se dirigió directamente al edificio de condominios y no podía creer lo que vio.

Se acercó y vio unos dedos retorciéndose bajo la montaña de escombros, luego escuchó una pequeña voz proveniente que dijo: ‘¿Puedes ver mi mano?'”, allí se dio cuenta de que se trataba de un niño. “Él dice, ‘Estoy aquí, ¿puedes verme? No me dejes, no me dejes ‘”, dijo Balboa sobre el niño.

Imagen

El niño parecía estar atrapado entre los escombros entre una cama y parte de un muro de hormigón.

“Escucho la voz de un niño y digo, ‘¿Sabes qué?, ponte en esos zapatos’. No quisiera que alguien me dejara”, dijo Balboa. “No quisiera estar solo. Está solo en esto. Literalmente, todavía hay cosas que caen”.

Imagen

Entonces Balboa se quedó con él, diciéndole que la ayuda estaba en camino y que pronto lo iban a sacar. Luego gritó pidiendo ayuda, usando su teléfono como una linterna para avisar a los paramédicos.

“Él dice, ‘Mi mamá está aquí, no puedo verla’, y yo tampoco podía verla. No pude oírla”, dijo.

Cuando llegó la ayuda, Balboa retrocedió y los rescatistas lograron liberar al niño de 10 años.

 

“Espero que si estuviera en una situación como esa, alguien no me dejaría”, dijo Balboa.

Balboa dijo que no puede dejar de pensar en el niño y que solo espera que encuentren a su mamá también.

Dijo que en los breves momentos que hablaron, el niño le dijo que solo él y su mamá estaban en el condominio.

Balboa nunca supo el nombre del pequeño. Pero, gracias a él y al deber de pasear a su perro logró salvar una vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.