🐶Perros 📆 Noticias

Pastor alemán nada por más de 10 horas para salvar a su dueño

Una perra Pastor Alemán llamada Heidi fue nombrada como héroe, luego de nadar durante 11 horas seguidas para ayudar a su dueño, luego de que el bote en el que iban se volcara, en las aguas de Queensland Australia. Heidi, la perra, fue vista por un pescador que estaba nadando en la bahía de Moreton, el animal estaba entre escombros del bote, como el tanque de combustible, un traje de neopreno y una caja de aparejos.

Heidi se convirtió en un perro policía honorario por el día.

El pescador dio aviso a las autoridades, por lo que la Policía inició una operación de búsqueda exhaustiva, luego de localizar elementos que indicaban que alguien en un bote estaba en problemas. El hombre fue hallado aferrado a un bote hundido a 4,1 metros cerca del pasaje de Brisbane. Había estado a la deriva en el agua durante 15 horas.

Por un día Heidi se convirtió en un perro policía honorario, mientras su dueño de 63 años fue llevado a un lugar seguro y explicó a los oficiales cómo su barco perdió energía la noche anterior y se comenzó a hundir.

Crédito: Policía de Queensland

Para encontrar al hombre, la policía de Queensland sacó sus grandes armas de operación, como el uso del helicóptero Rescue 500, cuatro buques de policía, un jet ski de seguridad marina de Queensland, la Guardia Costera Marina Voluntaria y el Rescate Marítimo Voluntario.

El hombre de 63 años fue encontrado aferrado a su bote.

El hombre Agregó que la pobre Heidi habría estado nadando hasta 11 horas en la oscuridad tratando de encontrar ayuda, ambos fueron llevados a chequeos médicos, donde determinaron que pese a la adversidad estaban bien de salud. El sargento mayor Jay Bairstow, de la policía de Brisbane Water, le dio a Heidi algo de comer mientras esperaba a que su humano se mejorara.

La pareja se reunió (en la foto) después de la gran prueba

“Aprovecharíamos esta oportunidad para recordar a los barcos que planifiquen muy bien sus salidas en el agua. Siempre utilicen un flotador personal y asegúrese de que sus equipos de seguridad, incluidos los EPIRB, se prueben y estén en buen estado”, dijo Bairstow. Heidi y su dueño ya están juntos y felices, luego del gran susto que se llevaron.

Fuente