Noticias

Perra Con 30 Kilos De Peso, Supera Todos Los Obstáculos Y Recupera Su Figura

El amor a nuestras mascotas en ocasiones nos hace verlos como personas más no como humanos, al punto de querer alimentarlos con comida que no es apta para ellos, así fue caso de una adorable Beagle llamada Honey, que fue entregada al refugio Niagra SPCA en junio del año pasado.

Cuando su dueña ya no sabían cómo tratar el sobrepeso de su perro decidió deshacerse de ella. Al parecer la dejó allí para ponerla a dormir, pero por supuesto el equipo de rescate se rehusó completamente.

“Estaba tan joven… Nosotros sabíamos que podíamos ayudarla a perder peso“, dijo Sue Cable, quien actualmente es su mamá adoptiva.

Ella misma llevó a Honey al veterinario y allí le diagnosticaron un problema en la tiroides, esa era la razón de su obesidad. Con las medicinas que le dieron pudo perder aproximadamente 3 kilos, pero ese era apenas el inicio de un largo recorrido.

parece indicar que su anterior dueña tenía problemas mentales y no sabía cómo alimentarla adecuadamente, al punto que llegó a pesar 30 kilos. El peso promedio de un Beagle es 10 kilos. La situación era grave… “Estaba inmóvil. Su barriga se arrastraba en el suelo y la única forma de dar pequeños pasos era impulsándose con las patas delanteras”.

Bajo las recomendaciones del veterinario, en el refugio la inscribieron en un programa de entrenamiento especial. Varias veces a la semana le hacían terapias en la piscina para liberar el estrés y la contracción de los músculos de las patas, a causa del peso con el que cargaba a diario.

Honey tuvo terapias con agua y pequeñas caminatas que con el tiempo hicieron que recupera su estado de salud.

Con las semanas perdió 10 kilos.

Además de las caminatas diarias, Honey comenzó a hacer sesiones de hidroterapia, ya que no solo se trataba de bajar de peso, sino de recuperar la movilidad de las patas correctamente, sin sufrimiento.

Ahora, después de tanto esfuerzo, Honey ha perdido casi 18 kilos… “Sale da paseos largos, sube escaleras y corre cuando está de muy buen humor.

Su cambio es sorprendente, duerme más tranquila, no se agita y se espera que tenga una vida más larga a la que se creía.

Niagra SPCA

La vida de esta perrita ha dado un gran giro, ya puede caminar y jugar como un perro normal.

Fuente