Noticias

Perrita Asustada Se Reencuentra Con Su Familia Luego De Un Increíble Rescate

Cada año el 4 de julio, Estados Unidos conmemora su independencia. Como parte de las celebraciones, los shows de fuegos artificiales son el momento más emocionante de la celebración. Sin embargo, las mascotas no lo disfrutan tanto, y es muy común durante este día que muchos huyan asustados y se pierdan de sus dueños.

Ver video 👇

Tal fue el caso de la perrita de esta conmovedora historia. El 25 de julio la organización protectora de animales Hope for Paws recibió una llamada de una turista que informaba haber visto a un perro herido en el río de Los Ángeles, cerca de Santa Mónica. Inmediatamente un equipo se dirigió al lugar.

Bajaron hasta el canal donde se encontraba, preocupados porque corría en dirección al océano y pronto se encontraría con él. Sin embargo luego de llamarle varias veces, la asustada perrita se detuvo y corrió hacía a ellos, ladrando por el dolor y el temor que sentía. Afortunadamente al pasar junto a ellos la capturaron.

Colocaron una cuerda alrededor de su hocico y una especie de collar, el hombre acercó su mano al hocico de la perrita para permitirle olerle y así se relajó. Decidió que podía confiar en ella y le liberaron el hocico de la cuerda que los protegía de posibles mordidas.

Notaron que su pata delantera estaba sumamente inflamada, posiblemente a causa de una fractura. Estaba anocheciendo, cuando llegaron los bomberos quienes fueron llamados por los vecinos que presenciaban el rescate y pensaron que podían requerir algo de ayuda.

Desde un puente bajaron una jaula atada con cuerdas para poder subirla, fue un poco difícil lograr que entrara, ya que se trataba de una perra raza Mastín, bastante grande. Finalmente con ayuda de los bomberos la subieron al puente y trasladaron de inmediato al refugio para recibir ayuda.

Al llegar una de las voluntarias se quedó a su lado consolándola mientras escaneaban su microchip. Descubrieron que su nombre era Tinkerbell y que vivía en Arizona. Contactaron a su familia de inmediato, quienes explicaron que habían estado en Los Ángeles de visita y Tinkerbell escapó durante la celebración del 4 de julio.

Unos días después la familia llegó emocionada al refugio para buscar a su amada perrita, quien tenía la patita vendada y en proceso de recuperación. El reencuentro fue realmente emotivo, su mamá humana no paraba de darle besos y abrazarla. Después de tres semanas habían perdido la esperanza de verla de nuevo.

Gracias a la mujer que avisó al refugio y al trabajo en conjunto de voluntarios y bomberos Tinkerbell pudo reunirse con su familia.

Fuente: Hope for Paws