🐶Perros 📆 Noticias

Perrita cumplió 20 años y se convirtió en el Golden Retriever más longeva

Una dorable perrita se ha convertido en la Golden Retriever más viejita. La perrita, conocida cariñosamente como Augie, cumplió 20 años. Para celebrarlo tuvo un delicioso pastel perruno y estuvo acompañada de sus seres queridos, incluyendo a sus tres hermanos de cuatro patas, por lo que su familia se esmeró en que su cumpleaños hiciera historia.

La imagen puede contener: perro, texto que dice "Happy 20 th Birthday AUGUST"

La dorable Augie nació el 24 de abril del año 2000 y tras ser ubicada antes en dos familias, finalmente llegó al hogar de de Jennifer y Steve Hetterscheidt, en Oakland Estados Unidos. La pareja la adoptó cuando ya tenía 14 años. Pensaron que la mayoría de la gente no querría tener a un perro tan viejo.

Augie nació el 24 de abril del 2000 (Facebook).

El auto acolchonado en el que Jennifer y Steve llevan a Augie en sus viajes por Estados Unidos (GoldHeart Golden Retriever Rescue)

Su familia la ha llevado a viajes por todo el país y han disfrutado de más de seis años de “su amor y su lealtad”. Su dueña compartió que cuidar a la mascota es bastante fácil y que el único problema que tiene es una ligera dificultad al caminar.

Está muy sana. Se mueve con soltura aunque le cuesta al despertar y le encantan los paseos diarios por el jardín”, explica su dueña. A lo largo de su vida solo ha sufrido un problema de salud en sus riñones cuando tenía 14 años, por lo que se adaptó su alimentación y se añadieron suplementos.

Augie

El can recibió un pastel de zanahoria especial para perros, de regalo tuvo todas sus comidas favoritas como arándanos, pan y pasta, por supuesto, con moderación.

"Augie" festeja con su torta su cumpleaños número 20 (Facebook)

La imagen puede contener: perro

Expertos aseguran que un perro de esta raza vive aproximadamente entre 10 a 12 años, aunque ha habido casos conocidos de perros de esta raza con 17, 18 e incluso 19 años, nunca un golden retriever había alcanzado las dos décadas de vida, asegura Golden Hearts, un refugio de canes en EEUU.