🐶Perros 📆 Noticias

Perrita que perdió el hocico por ser maltratada encontró una familia que la ama

Millie estaba a punto de morir en las calles de Rusia cuando fue encontrada por un grupo de animalistas. Al parecer, recibió varios disparos en la cara. Cuando fue rescatada estaba intentando quitarse un pedazo de piel podrida que tenía en el hocico. Afortunadamente, la terrible experiencia de Millie llamó la atención de Kasey, una mujer en Reino Unido que decidió darle una segunda oportunidad.

La perrita llegó a la organización Santuario animal Vyberimenya y allí conoció a Kasey Carlin, una joven oriunda de Brighton, en Inglaterra que recaudó fondos para someter a Millie a una cirugía que le cambiaría la vida. Después de pasar semanas recaudando fondos y enviar correos electrónicos al santuario de animales ruso Vyberimenya, donde se encontraba Millie, Kasey logró llevarse a la perrita al Reino Unido.

Desde que llegó al Reino Unido, Millie se sometió a una cirugía adicional que la ayudaría a llevar una vida normal. Le quitaron el ojo derecho, ya que tenía pedazos de una bala y le causaba un dolor insoportable.

Ella dijo: ‘Cuando la vi, me enamoré al instante. No tenía nariz, solo un orificio que  la ayudaba a respirar, pero se veía muy feliz en sus videos. Mi corazón se derritió y tuve que traerla.

“Mi deseo de darle un hogar amoroso solo aumentó cuando conocí su historia”, dijo la joven. No estamos seguros si se la utilizaron como práctica de tiro, o si definitivamente alguien intentó quitarle la vida.

Millie ahora tiene una hermana mayor llamada Maggie, un perro de terapia y una sensación de Instagram que fue rescatada en el Líbano. Gracias a la ayuda de la joven la perrita salió las frías calles de Rusia y hoy tiene un hogar con mucho amor.

 

Fuente: Daily Mail