🐶Perros 📆 Noticias

Perrita salva a su amiga ciega de morir ahogada

Una perra que vio que su mejor amiga ciega se estaba ahogando en la piscina, hizo todo lo posible por rescatarla. La situación en ese momento fue captada por una cámara de vigilancia. El heroico rescate tuvo lugar en Sunchales, Santa Fe, Argentina.

Ver video 👇

Se observa como Caipirinha no abandonó en ningún momento a Luna, luego de que esta cayera al agua. Julieta Firpodueña de ambas mascotas, escribió en Facebook que Caipirinha es su heroína por haber salvado a Luna de que muriera ahogada.

En un principio la perrita quiso levantar a su compañera con el hocico, pero no lo consiguió. Entonces optó por guiarla por toda la orilla hasta que encontrara las escaleras. Luego la tomó a del cuello y la sacó de la pileta. 

Caipirinha helps Luna, a 14-year-old blind and deaf pit bull, climb out of the pool after the dog, who had become 'disoriented' in the recent days accidentally fell into a family's backyard pool in Argentina on December 19

The Argentine family said it rescued Caipirinha after the dog was abandoned by its owners at a gas station in Brazil, where they had been vacationing and decided to bring her back to their home

“Luna tiene 14 años, está ciega y estos últimos días comenzó a desorientarse. Ayer paseando por el patio se cayó a la pileta. Caipirinha desesperada hizo todo lo posible para guiarla hasta la escalera y la ayudó a salir. Nuestra heroína”, destacó Firpo junto al video en su cuenta de Facebook.

“Nos enteramos lo que había pasado cuando la vimos aparecer toda mojada en el comedor. Revisamos las cámaras de seguridad y descubrimos la tierna escena”, relató la mujer en TN.

Luna (izq) y su salvadora, Caipirinha.

Las dos son inseparables. Luna es una pitbull que está muy viejita, su mamá Syrah, tiene 15 años y también vive con nosotros. A Caipirinha la rescatamos cuando volvíamos con mi familia de un viaje por Brasil, por eso el nombre. Fue arrojada por la ventanilla del coche por sus dueños originales. Nuestra familia fue testigo y conmovidos la llevaron a casa, desde entonces se hizo muy amiga de Luna”, contó su dueña.

Julieta señaló que las perritas son inseparables, por eso Caipirinha se angustió mucho al ver que Luna estaba en peligro. Esta historia tuvo un final feliz, gracias a la valentía de Caipirinha, ahora la familia puso un protector en la piscina para evitar que algo parecido ocurra de nuevo.