Noticias

Perrita Se Perdió Durante 20 Días, Su Familia No Puede Contener La Emoción

El amor que podemos sentir por nuestras mascotas es increíble, el cuidarlos a diario, jugar con ellos y recibir su cariño y agradecimiento es una hermosa experiencia. Es por esto que cuando nos alejamos de ellos llegamos a extrañarlos muchísimo.

Del mismo modo, los perritos se encariñan tanto con sus dueños, que separarse de su familia les causa no sólo tristeza sino también un temor terrible. Más, si por lamentables circunstancias se extravían en la calle.


Y este fue el caso de la pequeña Molly, quien se perdió de sus dueños en las calles de Bogotá. No podemos imaginar el dolor que sufrió su dueña al extraviar a su consentida, sin conocer su paradero ni cómo se encontraba.

Durante 20 días estuvo separada de su familia. Sin embargo, Molly contó con la buena fortuna de encontrarse con personas que la rescataron de la calle y difundieron por redes su fotografía e información, con el deseo de encontrar su familia.

Sus dueños vieron la información y no dudaron en contactar a quienes la habían recogido para recuperarla. La emoción de su dueña a medida que se va acercando al carro donde le esperaba Molly es tan contagiosa, que no podemos evitar sentirnos conmovidos por la escena.

La chica se acerca a la van, y cuando la ve sentada en la parte posterior mirando por la ventana, no puede contener lágrimas de felicidad de poder volver a estar cerca de su amada Molly, quien no se da cuenta de la cercanía de su dueña.

Finalmente, abren la puerta para dejarla salir y la joven alza a Molly entre sus brazos, llorando de felicidad y abrazándola con ese cariño tan puro que sólo una mascota sabe ganarse. Por su parte, Molly llena de alegría, no deja de mover su colita.

Cuando finalmente la dejan en el suelo, salta a las piernas de su dueño, demostrando la felicidad de reencontrarse finalmente con su familia. La pareja que rescató a Molly observa con emoción el emotivo momento, que fue grabado en vídeo.

No cabe duda, que el alivio que todos sienten es conmovedor, y es que después de tanto tiempo separados, podemos imaginar la tristeza y temor que sentían de no volver a reunirse. Seguramente, Molly recibirá raciones extra de amor y cariño, ahora que finalmente vuelve a estar en casa.