Noticias

Perrito abandonado en el desierto hace todo lo posible por ahuyentar a sus rescatadores, pero no se darían por vencidos

La fundación Hope For Paws recibió una llamada para reportar a un poodle callejero que estaba malherido. Ante el llamado se pusieron a la tarea de planear su rescate y fueron al desierto.

Cuando el equipo de rescate lo halló, este se encontraba dormido entre los arbustos, se tapaba con una bandera de los EE.UU. y le faltaba una pata. Necesitaba visitar a un médico lo más rápido posible.

Su rescate no fue nada fácil, pues no quería acercarse a los humanos. Trató de ahuyentarlos ladrando, pero el equipo no se dio por vencido y utilizaron su mejor táctica rescata perros, deliciosa comida.

El tímido perro llamado Washington estaba muy inquieto, y la comida estaba por acabarse. La correa no iba a funcionar y no querían arriesgarse a perderlo en el desierto, así que asumieron un riesgo. Loreta tomó al perro rápidamente, y este la mordió un par de veces.

A pesar de todo lo que acababa de pasar, Washington se comportó muy bien cuando llegaron al auto. Fue muy amigable y juguetón, a pesar de su grave herida, lo que tomó por sorpresa a todo el mundo.

<
l doctor halló una manera para que Washington conservara su pata. ¡Qué bien! Hoy en día, el perro vive en un hogar adoptivo temporal, donde espera su hogar de por vida. ¿Quién será el afortunado que le dará el hogar y el amor que necesita y merece?

<<
ente: este post proviene de Mi Canino, donde puedes consultar el contenido original.< /div>