🌎 Actualidad

Perrito Callejero Es Adoptado Por Policias Y Ayuda En Las Requisas

Para convertirse en perro policía se requieren meses de preparación y estudio, algunas pruebas y sin duda mucho entrenamiento. Pero este no fue el caso para Xerife, (Sheriff en portugués) el lindo perro policía de la ciudad de Petrópolis en Brasil que ahora cuida a toda la ciudad.

Ver video 👇

Xerife llegó a un puesto de policía de Petrópolis hace algunos años, y los oficiales de la estación se enamoraron de él casi de inmediato.  El perrito no tenía hogar, y como sucede en el caso de la mayoría de los perros callejeros, no se sabe como empezó su vida en las calles.

Cuando el perrito llegó a la estación fue muy bien recibido por los oficiales, y le tenían varios apodos cariñosos, hasta que finalmente recibió el nombre Xerife, que significa Sheriff. Incluso prepararon un espacio para él, donde pudiese vivir tranquilamente, con todas las comodidades que merece.

Su historia es conocida entre los habitantes de la ciudad. Creuza Villardo Wurch, una vecina de la localidad, dijo en una entrevista a The Dodo:  “Le han arreglado una pequeña casita para él y lo tratan con mucho cariño. La lealtad de Xerife a la policía es asombrosa”.

El canino haciendo honor a su nombre, disfruta grandemente formando parte de todas las tareas que se realizan en la estación. Xerife disfruta de estar cerca de los oficiales a diario mientras realizan cada una de sus actividades, asegurándose del correcto funcionamiento de todo.

“Todos los agentes entrenan con él. Ya he sido testigo de sus entrenamiento muchas veces. Él ha estado haciendo esto por mucho tiempo”, agregó Creuza.

Entre las funciones que Xerife ayuda a cumplir a sus colegas humanos es el cacheo, y es sin duda la que más disfruta de su trabajo. En los inicios de su carrera uno de los oficiales lo  llevó a casa para adoptarlo como mascota. Pero este perrito siente una verdadera vocación por su trabajo, y no quiso quedarse en casa.

Se escapó del hogar que le habían dado para volver a su puesto en la estación y así continuar con el cumplimiento de su deber. Esto demuestra lo feliz y amado que se siente Xerife en la estación. No queda duda que este canino es muy inteligente y comprende la importancia de la labor que realiza junto a los oficiales. Es increíble como de las calles encontró un hogar, una familia y una profesión que ama.