Perro llora de alegría cuando finalmente se reúne con la vaca que lo crio

Dicen que no hay nada más fuerte entre el vínculo entre una madre y su hijo, biológico o no. Entonces, lo que vas a leer a continuación difícilmente te sorprenderá, pero definitivamente te sacará una lágrima .

¿Quién dijo que los animales no pueden amar con tanta fuerza como los humanos? Por el contrario, los animales son capaces de tener emociones fuertes como el amor y la devoción, especialmente cuando el vínculo entre ellos es similar al de las madres con su hijo.

Conoce a Rookie, un adorable perrito que había estado viviendo en una enorme granja junto con muchos otros animales. Rookie, que había perdido a su madre desde el inicio, se encontró buscando una figura maternal con la que conectarse, y encontró una en un animal de la granja, una vaca.

El perrito después de perder a su mamá comenzó a pasar más tiempo en el establo donde se hizo amigo de las vacas que vivían allí. El canino pronto se encariñó mucho con una de las vacas que a su vez decidió «adoptarlo» como a su propio hijo.

La vaca y el perrito pasaban mucho tiempo juntos, jugando y abrazados. Fueron realmente inseparables durante casi dos años hasta que el granjero por algunas dificultades decidió vender una de sus vacas, y esa era la “mamá” de Rookie.

El granjero arrastró a la vaca fuera del establo, era hora de que la vaca conociera a sus nuevos dueños. Rookie, al presenciar la escena, no podía creer que lo estuvieran separando de su madre. Puedes ver sus ojos brillando con lágrimas. El perrito empezó a ladrar y a ladrar, pero los granjeros no cancelaron la venta.

El perro salió corriendo del granero y miró con ojos tristes llenos de nostalgia a su madre, ¡siendo arrastrada lejos! La vaca, a su vez, empezó a bramar, haciendo que Rookie siguiera su llamada. El granjero notó que Rookie corría detrás de la vaca, ¡pero no pudo detener al perro!

La vaca fue vendida a una granja vecina, por lo que Rookie pudo localizarla bastante rápido. El lindo perro encontró a su mamá esperándolo en su nuevo lugar, pero su reunión pronto fue interrumpida por el nuevo dueño que regreso a Rookie a su casa.

La separación de su madre fue muy duro para Rookie que pronto cayó en de3ppresión.

El perrito perdió el apetito y toda su energía. Realmente no quería hacer nada más que lamentar la pérdida de su madre. Comenzó a pasar todo su tiempo en la calle, llorando hacia donde estaba el nuevo hogar de la vaca.

Esto llevó a los granjeros a reconsiderar y, finalmente, ¡decidieron volver a comprar la vaca! El perrito al fin se reuniría con su madre. Solo puedes imaginar la alegría de Rookie en el momento en que su querida madre regresó con él.

 

Los granjeros instaron a Rookie a hacer más amigos, incluso intentaron que se fijara en otras vacas, pero todos sabemos que el vínculo entre una mamá y un hijo es muy difícil de romper.

El amor es algo tan hermoso y es realmente asombroso cuando podemos presenciarlo en todas las diferentes formas de vida. ¡Esperemos que Rookie y su mamá sean felices juntos por muchos años más!

Leave a Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Habitante de la calle perdió la vida y su perro se negaba a separarse del cuerpo

El perro de Karol G estaría en peligro de extinción

Conoce al impresionante lince canadiense de patas grandes: uno de los felinos más grandes y raros del mundo