📆 Noticias

Perro que vivía en un basurero le pedía a la gente que lo llevaran a casa

Un dulce perro llamado Hércules, vivía en un basurero. Cada vez que alguien venía a tirar sus pertenencias, el perro corría a saludarlos. A su manera, estaba pidiendo que lo llevaran a casa. Lamentablemente, nadie lo llevó. Tal vez lo vieron como basura, quizás por el lugar donde vivía y lo sucio que se veía. El inteligente perrito sabía qué automóviles pertenecían a personas que iban y lo alimentaban, él corría feliz, saltaba a la ventana y saludaba.

Amanda Cunefare, voluntaria de  Rescuers Without Borders (RWB), una organización que rescata perros en Turquía, le dijo a The Dodo: “Saltaba por las ventanas del auto y saludaba a todos”.

Sorprendentemente, no fue el único perro que vivió en el vertedero. Más de 800 perros vivieron allí, fue una vida difícil. Las condiciones fueron desgarradoras. Hacía frío y no había comida cerca. Los perros saquearon lo mejor que pudieron, pero era obvio que no sobrevivirían porque tenían hambre.

Hace frío, no hay agua limpia y la comida es escasa”, explicó Cunefare. “ Debes luchar contra 800 perros por recursos y enterrarte en montones de basura para mantenerte caliente. Es un lugar horrible para sobrevivir”.

A RWB le gustaría rescatar a todos los perros, pero no tienen recursos. Por ahora, se centran en cachorros y perros ancianos que tienen más dificultades para sobrevivir a condiciones adversas.

Hércules entró en la otra categoría. No era un cachorro y no era un veterano. También era fuerte y estaba mejor que la mayoría considerando dónde vivía. Pero Hércules quería irse. Deseaba desesperadamente un hogar. Corrió hacia los vehículos de todos los voluntarios y trató de entrar.

“Este perro lo quería tanto”, dijo Cunefare. “Se podía ver en sus ojos”.

Cunefare nunca había estado en el basurero. Ella vive en Illinois, pero ya recibió una de las perritas del vertedero, llamada Dudas. ¡Un perra de 10 años que ha vivido allí durante al menos 5!

“Ella es una anciana, tiene 143 libras y es una madre grande y vieja, la persona que la recibió quería adoptar a un perro mayor porque sentía que luchaban muy duro para sobrevivir”, dijo la rescatista. Asi que ella se fue, pero la tristeza la invadió por no tener a su mejor amigo cerca.

Resulta que Hércules y Dudas eran, de hecho, mejores amigos en el vertedero y Dudas se había convertido en una especie de madre sustituta de Hércules. Era un lugar difícil, pero Dudas insistió en buscar a Hércules. Después de que ella se fue, Hércules estaba desconsolado y la nueva dueña de la perrita insistió en llevar a su amigo a U.S.A.

“Se me rompió el corazón, esto es horrible. Si hubiera sabido eso, los dos podrían haber ido. Solo puedo imaginar lo horrible que fue para él verla irse. Entonces dije: ‘Absolutamente envíalo”, dijo Cunefare.

Hércules fue transportado a los Estados Unidos para vivir con Dudas en la propiedad de 2 acres. La reunión de Hércules y Dudas fue pura magia. “Se reconocieron de inmediato”, dijo Cunefare. “Corrieron y jugaron”.

Ahora ambos perros tienen una nueva y gran vida, han cambiado y cvada día muestran un enorme agradecimiento a la persona que los salvó. Tener una cama caliente, comida y muchas caricias parece el paraíso para ellos. Un final realme nte feliz.