Noticias

Perro rescatado no para de mirar a su nuevo papá

La vida nunca fue fácil para un perrita sorda enrazada con pit bull llamada Blu. Cuando era un cachorro, permanecía encerrada en una pequeña habitación con una familia que no sabía cómo cuidarla, hasta que fue entregada a un refugio sobrepoblado en Modesto California.

Blu fue rescatada del refugiojusto a tiempo por  Family Dog Rescue, pero después de un año en busca de un hogar para siempre, sus probabilidades de ser adoptada parecían escasas, hasta que conoció a Sean Stevens. “Nos dijeron que no recibió muchas visitas debido a su sordera y por algunos problemas de comportamiento cuando camina”, dijo Stevens a The Dodo.

“Ella realmente no sabe cómo interactuar con otros perros. Ella se emociona mucho y, debido a que está sorda, no puede escuchar cuando comienzan a gruñirle o a gritarle que se detenga “. A pesar de las advertencias, Stevens y su compañero Marc supieron que Blu encajaría perfectamente en su familia. “Fue justo después de conocerla que nos enamoramos de ella. Es una chica muy dulce”, dijo Stevens.

Pero cuando la llevaron a casa notaron que Blu se negaba a relajarse, apesar de que jugaba y daba largos paseos y aunque se encontraba exhausta no les quitaba el ojo de encima. “Sabíamos que estaba cansada porque no intentaba que jugáramos con su pelota de tenis o con la pila de juguetes que le compramos, sino que estaba sentada y mirándonos”.

Blue se nagaba a dormir sin dejar de mirarlos, fue entonces hasta que apagaron las luces que les quitó el ojo de encima, al parecer, le daba miedo que fuera regresada al refugio. No importa lo cansada que esté Blu, no dormirá a menos que todos lo hagamos.

Durante más de una semana, Blu se negó a quitarle la mirada vigilante a sus papás mientras estaban en la casa. Sin importar cuán somnolienta tuviera, Blu prefería saltar sobre un sofá o una silla para obtener un mejor punto de vista y mirarlos durante horas.

En la cama con su familia, Blu duerme profundamente, nunca da vueltas ni da vueltas, y cuando se despierta y ve que sus papás todavía están allí, se emociona mucho y su cola se menea muy fuerte casi golpeando su cara”, señaló Stevens. “Es quizas la cosa más linda del mundo”.

blu tiene una personalidad adorable, le gusta que le rasquen la barriga y ha demostrado más confianza en su familia. Sin duda consiguió el mejor hogar que podría esperar.

Fuente : Thedodo