Perro toma exactamente lo que necesita cada vez que escucha llorar al bebé

Perro toma exactamente lo que necesita cada vez que escucha llorar al bebé

Cuando Liz Graffagnino Taft y su esposo trajeron a su hija recién nacida del hospital, no sabían cómo reaccionaría su perro Remus. El pit bull de 10 años nunca antes había estado rodeado de niños y estaba acostumbrado a ser el centro de atención.

La pareja adoptó a Remus hace seis años de la  Flagler Humane Society, donde el perro se estaba recuperando de un pasado difícil. “Fue utilizado para peleas de perros y llevado al refugio cuando su dueño fue a prisión”, dijo Taft. “Fue adoptado dos veces y regresó a ese refugio dos veces porque estaba ‘demasiado apegado’ antes de que lo recibieramos”.

Taft tardó meses en ayudar a Remus con su miedo, ansiedad por separación y reacción hacia otros perros. Pero el trabajo duro valió la pena y Remus se convirtió en un compañero dulce y cariñoso.

Cuando llegó el momento de que Remus finalmente conociera al nuevo miembro de la familia, el perro era cauteloso con la bebé.

“Fuimos muy cautelosos al principio porque es muy grande”, dijo Taft. “Luego la encontró a través de la puerta y simplemente la lamió a través de ella y estaba sorprendentemente tranquilo. Supo de inmediato que debía tener cuidado la bebé.”

Remus se enamoró de su hermana pequeña de inmediato y hará lo que pueda para hacerla sentir mejor. “Él se acuesta a mis pies cada vez que le doy el pecho y lame la parte de atrás de su cuello cuando ella llora”, dijo Taft.

Aunque lamer es un gesto dulce, Remus recientemente comenzó a llevar sus responsabilidades de cuidado un paso más allá. Para ayudar a la madre a consolar a su hermana pequeña, él agarra la almohada especial para amamantar cada vez que escucha el llanto de la bebé.

“Cada vez que llora, tomamos la almohada y deja de llorar”, dijo Taft. “Ella estaba teniendo una crisis nerviosa justo antes y estuvo llorando durante varios minutos. La almohada estaba arriba en la cama y corrió hacia allí, la agarró y bajó corriendo.”

“Parece haber asociado esa almohada con el hecho de que ella ya no llora”, agregó.

La recuperación de Remus inspiró a su madre a convertirse en una especialista certificada en comportamiento canino con su propio negocio de entrenamiento de perros, y ahora, está ayudando a la próxima generación en todo lo que pueda. “Es el hermano mayor perfecto para nuestra hija”, dijo Taft.

Fuente: The Dodo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.