Noticias

Increíble! Cosen Los Ojos, Nariz Y Orejas De Un Gatito

Todas las historias de crueldad y abuso animal son realmente sorprendentes, sin embargo  veces nos topamos con casos cuya maldad es casi imposible de creer. En la ciudad de Manila, Filipinas una mujer amante y defensora de los gatos, se encontró con un caso de abuso realmente perturbador.

Ver video 👇

Una pequeña gatita de apenas de un mes de edad se encontraba deambulando por las calles, tropezando con las paredes y caminando frente a los autos. La pequeña había sufrido un abuso terrible, alguien había cocido sus párpados, nariz  y orejas. Sus abusadores habían enhebrado algodón grueso a través de su piel.

A one-month-old kitten has been rescued in the Philippines after its tormentors sewed together her eyelids, ears and noseThe cat, named July, was found stumbling around an alley in Manila on February 14

Cat-lover Leonora Calamba said: July screams in agony as the cotton threads are cut from her eyes

Leonora Calamba,  la encontró en un oscuro callejón y decidió llevarla a casa para atenderlzzo y brindarle tratamiento. La pequeña minina fue llamado July. Se cree que estuvo alrededor de una semana, ya que sus heridas ya habían sanado. La indefensa gata apenas podía comer y tenía dificultad para moverse.

July was barely able to eat anything and its abusers had threaded thick cotton through her skin

Una vez en casa Leonora y su familia deshacen cuidadosamente los apretados puntos.  Ella dijo: ‘La pobre gatita estaba sufriendo. Fue muy difícil quitar todos los puntos. Ella estaba gritando y maullando porque le dolía mucho. Pero hacer esto era la única manera de salvarla”.

July has now recovered but has scars on its ears and nose. Its wounds are starting to heal

“No sabemos quién hizo esto”. Solo podemos suponer que es algún tipo de psicópata. ¿Quién más podría hacer este tipo de crueldad con un gatito indefenso? Son una persona inútil, sin corazón, están enfermos.” agregó. Toda la familia estaba conmovida ante tan terrible escena.

Leonora

Afortunadamente, Julio fue rescatado justo a tiempo, y a pesar del sufrimiento que vivió encontró una familia amorosa, que le salvó la vida. Se está recuperando muy bien, sin embargo le quedaron algunas cicatrices en sus orejas y nariz.  Hoy en día está muy bien  y disfruta con los otros gatitos que viven en casa de Leonora.

Pictured, July playing with other cats

Fuente: Dailymail