Noticias

Pitbull Parlanchín, Hace Como Foca Y Consigue Un Hogar Para Siempre

Si no crees en el amor a primera vista, la historia de Drew Herrisberg y un pitbull llamado Dennis quizás te haga cambiar de opinión. Y es que desde el primer momento, ambos tuvieron una increíble conexión. Se conocieron en un refugio y Drew hizo todo lo posible por adoptarlo.

Mira el video


Herrisberg visitó un refugio con la intención de adoptar un perro, pero al llegar, descubrió que el perro que buscaba ya había sido adoptado por otra persona. Un poco decepcionado, decidió dar una vuelta por el refugio para conocer a los otros peludos que allí se encontraban.

Mientras miraba a los perritos que se encontraban en espera de un adoptante, un extraño sonido llamó su atención. Drew escuchó algo que se asemejaba al sonido de una foca.

Cuál fue su sorpresa al descubrir que se trataba de Dennis, un pitbull parlanchín cuyo particular ladrido robó su corazón inmediatamente. En cuanto Drew se acercó el perrito corrió a saludarle. Moviendo su cola enérgicamente, saltando y por supuesto, hablando sin parar con su peculiar forma de ladrar.

Sin dudarlo, Drew decidió adoptarlo, sin embargo le notificaron que Dennis ya había sido adoptado y su nueva familia lo recibiría en un par de semanas.  Por lo que ofreció darle hogar temporal mientras se procesaba su adopción. El personal del refugio le advirtió que se encariñaría con el animal y le sería sumamente difícil despedirse luego.

Pero Drew no aceptó una negativa e insistió en llevárselo a casa. Cuando finalmente llegó la fecha de entregar al perro, Herrisberg se sentía devastado, y es que él y Dennis habían desarrollado un lazo cercano. Así que habló con la familia de Dennis y para su alegría aceptaron cederlo.

Resulta que habían visto vídeos de Drew y Dennis jugando, y estuvieron de acuerdo que ambos debían estar juntos. Gracias a la empatía de estas personas Dennis puedo quedarse con su nuevo papá y compartir su vida juntos.

Drew asegura que cada día se lleva mejor con Dennis y hasta ha aprendido a entender sus extraños sonidos. Y es que a Dennis le encanta hablar, cada vez que está feliz  o emocinado emite sus peculiares ladridos.

Es adorable ver la increíble conexión que ambos han desarrollado, y como la vida de ambos ha cambiado para mejor desde que son una familia. Seguramente Dennis sabrá como expresarle su amor y agradecimiento a diario al hombre que no se rindió hasta darle un hogar.